Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Cirugía robótica de próstata tiene sus problemas: estudio

Reuters ·12/01/2010 - 19:34h

Si está pensando en aceptar que un cirujano le extirpe la próstata con ayuda de un robot, los autores de una nueva revisión de la literatura publicada aconsejan elegir un profesional que haya hecho por lo menos 80 operaciones para obtener mejores resultados.

Y mientras que la cirugía robótica es el "enfoque dominante" en esa enfermedad en Estados Unidos -y está ganando popularidad en otros países ricos-, sigue faltando información sobre cómo evolucionan los pacientes, escribió el equipo de Declan G. Murphy, del Centro del Cáncer Peter MacCallum, en Melbourne, Australia.

A la cirugía laparoscópica, en la que un cirujano opera a través de pequeñas incisiones, generalmente con ayuda de un robot, se le atribuyó un menor riesgo de incontinencia e impotencia que a la cirugía tradicional "abierta".

Pero un estudio realizado en Estados Unidos sobre 9.000 hombres y publicado en octubre del 2009, halló que aunque las cirugías abiertas y mínimamente invasivas fueron igualmente buenas para eliminar el cáncer prostático, el riesgo de incontinencia e impotencia aumentaba con el enfoque mínimamente invasivo.

El equipo revisó 68 estudios sobre cirugía laparoscópica asistida por un robot para comprender mejor sus problemas. La falta de datos de los resultados no sólo se da en la cirugía robótica, sino también en la literatura sobre la extirpación de la próstata, publicó el equipo en la revista European Urology.

En 250 cirugías, el robot no pudo trabajar adecuadamente. También faltaron datos sobre la evolución de los pacientes después de la operación, en especial de aquellos con cáncer de próstata a largo plazo.

Mientras que algunos estudios identificaron bajas tasas de complicaciones, esas tasas subieron cuando los médicos usaron un enfoque estándar para informar las complicaciones. El equipo no comparó la tasa de complicaciones de la cirugía robótica con las de la cirugía tradicional.

Además, los cirujanos que habían hecho menos de 20 procedimientos robóticos alcanzan "tiempos quirúrgicos aceptables". Reducir la duración de las cirugías es un objetivo porque significa menos complicaciones.

Pero los cirujanos deberían hacer 80 o más procedimientos para asegurarse de que no dejen tejido canceroso en el sitio de la cirugía.

La cirugía robótica, agregaron los autores, no es sencilla y no tiene mejores resultados en pacientes con enfermedades que pueden agravar los resultados como son la obesidad, la próstata agrandada o una cirugía previa en el mismo lugar.

El equipo señala que los gastos asociados (el robot cuesta por los menos 2,6 millones de dólares para instalar, 145.000 dólares por año para funcionar y 2.200 dólares adicionales por cada cirugía) hacen que el procedimiento sea "prohibitivo para muchos hospitales y países".

Los autores concluyeron: "La curva de aprendizaje no debería subestimarse y el costo de esa tecnología sigue limitándole el acceso a muchos pacientes".

FUENTE: European Urology Journal, online 16 de diciembre del 2009