Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

EL BCE quiere tener más relevancia en la supervisión bancaria

Reuters ·12/01/2010 - 19:00h

Por Huw Jones

El Banco Central Europeo (BCE) quiere poder acceder a la información sensible de los bancos afectados por la radical reforma de supervisión financiera de la Unión Europea, según un documento del BCE publicado el martes.

El banco central, encargado de fijar las tasas de interés de los 16 países de la zona euro, también quiere tener un papel en la supervisión de los sistemas de pagos y compensaciones.

El deseo del BCE de tener un papel más activo en las áreas supervisadas por las agencias nacionales podría preocupar a algunos miembros de la UE como Gran Bretaña, que no está en la zona euro y que ha luchado duramente por garantizar que sus bancos sigan siendo supervisados por instituciones domésticas.

La reforma establece cuatro nuevos organismos como parte de sus esfuerzos por aprender de los errores de la crisis financiera y tapar aquellos agujeros de regulación que han quedado al descubierto.

El BCE albergará uno de los nuevos organismos, un consejo de riesgo que supervisará los riesgos sistémicos pero que no se preocupará de los problemas microeconómicos del día a día.

El consejo trabajará de cerca con otras tres autoridades que reunirán a los reguladores nacionales, del bloque de los 27 países, que supervisan a las aseguradoras, los mercados de valores y los bancos.

En una opinión legal sobre el proyecto de reforma, el BCE señaló que quería que la reforma se modificara de manera de que el nuevo consejo tenga un claro acceso a la información confidencial de empresas y mercados de la que disponen las autoridades.

El banco central "sugiere una enmienda con la intención de asegurar que sean removidos todos los obstáculos para hacer transparentes los flujos de información entre el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico (y las autoridades)".

El BCE añadió que la reforma debe asegurar "una adecuada participación institucional y la participación del BCE" cuando las autoridades discutan sobre los sistemas de pagos y compensaciones.

"Una infraestructura post-operacional segura y eficiente para los mercados de valores es un componente crítico del sistema financiero y todo mal funcionamiento de los sistemas de pagos y compensaciones de valores puede tener serias repercusiones sistémicas para el normal funcionamiento de los sistemas de pagos, así como para la estabilidad financiera", dijo.

El BCE añadió que los bancos centrales podrían verse envueltos por extensión en una crisis de liquidez bancaria.

El BCE puso en juego su reputación durante la peor crisis financiera mundial en siete décadas y ha recuperado la confianza para presionar por un papel más amplio después de que algunos supervisores nacionales fueran acusados por los políticos de no actuar cuando la situación lo requería.