Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

"Los grandes principios filantrópicos de Google no son más que fachada"

El Gobierno francés propondrá a la empresa del buscador un acuerdo sobre la digitalización de libros, pero "sin confidencialidad ni exclusividad"

EFE ·12/01/2010 - 17:29h

El ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, no está muy de acuerdo con la propuesta digitalizadora de Google.

El ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, anunció que va a proponer a Google un acuerdo sobre la digitalización de libros, pero basado en "un intercambio de ficheros sin confidencialidad ni exclusividad, con transparencia y respetando a los autores".

Mitterrand, que va a reunirse con los directivos de Google en marzo, aunque reconoció que no sabe si el gigante estadounidense de internet aceptará, señaló en una entrevista publicada hoy por Le Monde que en el caso de que se negaran "hay otros operadores privados potenciales", sin dar nombres.

El ministro francés constató que "Google entró en Europa como un conquistador" con sus planes para la digitalización de fondos bibliográficos y "muchos le abrieron las puertas" y firmaron acuerdos que a él le parecen "inaceptables" porque establecen "una confidencialidad excesiva, exclusividades imposibles" y "cláusulas leoninas con respecto a los derechos de autor".

Puntualizó que ahora la posición pública de la compañía estadounidense ha cambiado, aunque se mantiene a la expectativa y anticipa que si dice no a la propuesta francesa es porque "sus grandes principios filantrópicos no son más que fachada".

Mitterrand, que consideró "un error" el acuerdo suscrito con Google por la Biblioteca de Lyon -sobre la que su departamento no tiene competencia-, reconoció que también lo han hecho otras en Europa, y que la comisaria europea de la Información, Viviane Reding, "estaba en principio" en la línea del gigante de internet.

Pero se mostró confiado porque siente que "el clima está cambiando" y que la posición francesa "se ha hecho mayoritaria".

Socios europeos

Por eso va a someter a sus socios de la Unión Europea el informe que había encargado al experto Marc Teissier y que propone abrir negociaciones con Google para intercambiar ficheros, pero sin cláusulas de exclusividad.

Eso significaría que las dos partes se repartirían los costos de digitalización e intercambiarían ficheros de calidad equivalente y con formatos compatibles, de los que podrían disponer libremente.

Teissier, que fue presidente de la televisión pública francesa, también apuesta por relanzar una dinámica europea con las bibliotecas propias y el refuerzo de Europeana, así como por ayudar a los editores a los cambios que acarrea la digitalización, a cambio de que ofrezcan sus ficheros para que sean consultables por el público.