Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Absuelven a El Mundo de injuriar a Chaves, pero dejan abierta la vía civil

EFE ·12/01/2010 - 14:21h

EFE - El ex presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves. EFE/Archivo

La Audiencia de Sevilla ha absuelto definitivamente al diario El Mundo de injuriar al ex presidente de la Junta Manuel Chaves y otros dirigentes socialistas andaluces al acusarles de ordenar un espionaje en las cajas de ahorro sevillanas, aunque la sentencia deja abierta la reclamación civil.

La Sección Cuarta de la Audiencia, en un fallo al que ha tenido acceso Efe, dice que los dos periodistas de El Mundo procesados "contrastaron con la suficiente diligencia" la información que publicaron y no actuaron "con temerario desprecio a la verdad", aunque los seguimientos a presidentes de cajas de ahorro "no hayan resultado acreditados".

El director de El Mundo en Andalucía, Francisco Rosell, y el periodista Javier Caraballo fueron juzgados por un delito de injurias con publicidad por la noticia, publicada en 2001, que aseguraba que el ahora vicepresidente tercero del Gobierno Manuel Chaves y otros dirigentes socialistas habían ordenado seguir a los presidentes de las cajas sevillanas, en un momento de tensión por la renovación de sus órganos directivos.

La sentencia absuelve además a Juan Manuel López Benjumea, entonces presidente de Caja San Fernando, y al detective J.C.P., al que contrató para averiguar si le estaban siguiendo, porque no se ha demostrado que "se confabularan para similar los seguimientos y dar pábulo a una falsa noticia".

Por ello, aunque "la existencia real de los seguimientos" no quedase acreditado, la noticia "había sido contrastada con la suficiente diligencia para cumplir el canon constitucional de veracidad", dice la Audiencia.

Así, enumera que la noticia se la comentó a los periodistas el entonces delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado (PP), a quien le había denunciado los hechos López Benjumea, y su jefe de gabinete, luego se entrevistaron con el propio presidente de la caja, con el detective y recibieron un vídeo con la confesión del supuesto espía, aunque luego resultó que había sido manipulado.

Por ello, dice el magistrado José Manuel de Paul que si solo se publicasen las noticias cuya "verdad empírica fuera incontrovertible y perfectamente verificable, al modo de la verdad científica" ello supondría "la parálisis del flujo informativo vital para la sociedad democrática".

El juez únicamente entiende que El Mundo no actuó "con la diligencia profesional exigible en la comprobación de una noticia gravemente lesiva para el honor y reputación de los afectados", por lo que en este caso "no obraron amparados por la libertad constitucional de información" y deja abierta la posibilidad de que los denunciantes reclamen una indemnización por la vía civil.

Pero incluso en ese caso, añade el veredicto que "el conjunto de circunstancias concurrentes en la obtención, comprobación y publicación de la noticia determina que no pueda considerarse que los periodistas actuasen con temerario desprecio a la verdad".

Los denunciantes en este caso fueron Manuel Chaves, el ex secretario de Organización del PSOE-A Luis Pizarro, el ex presidente de la Comisión de Control de Caja San Fernando Miguel Angel Pino y el ex jefe de escoltas de la Junta Juan Escámez, en un caso en el que no intervino la Fiscalía, al tratarse de un presunto delito de injurias entre particulares.

Las acusaciones pidieron la pena máxima, 14 meses de multa, con una cuota diaria de 300 euros para López Benjumea, lo que equivale a 126.000 euros, y de 200 euros diarios para los dos periodistas, lo que supondría 84.000 euros.

También reclamaron indemnizaciones de 250.000 euros para Chaves, 200.000 euros para Pizarro y Pino y de 60.000 euros para Escámez, y en el caso de los dos primeros se comprometieron "solemnemente" a donar la indemnización a entidades sin ánimo de lucro.