Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Farruquito finiquita sus tres años en la cárcel

El bailaor termina de cumplir la condena que se le impuso tras atropellar mortalmente a Benjamín Olalla en 2003

EFE ·12/01/2010 - 16:21h

EFE - El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya "Farruquito". EFE/Archivo

El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya "Farruquito" ha liquidado este martes totalmente su condena de tres años de cárcel por el atropello mortal de un peatón, si bien desde marzo de 2008 se encontraba en tercer grado y solo tenía que ir a la cárcel para dormir.

Fuentes judiciales han explicado que "Farruquito", que ingresó en prisión el 16 de enero de 2007, ha sido un preso "ejemplar" y ello le permitió acogerse a todos los beneficios penitenciarios a los que tuvo derecho.

El bailaor, de 27 años, fue condenado a dos años de cárcel por homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad del tráfico, y a un año más por omisión del deber de socorro por el atropello mortal del peatón Benjamín Olalla la noche del 30 de septiembre de 2003, cuando circulaba por una calle de Sevilla a mayor velocidad de la permitida y sin tener ni carné de conducir ni seguro del coche.

El bailaor ingresó el 16 de enero de 2007 en la cárcel de Sevilla, donde cumplió 14 meses hasta que en marzo de 2008 fue calificado en tercer grado, lo que le permitía regresar al centro solo para dormir, y desde enero de 2009 se encontraba en libertad condicional y se le retiró la pulsera telemática que estaba obligado a llevar.

Durante este periodo el condenado no ha tenido ningún problema con la justicia que haya obligado a suspender la libertad condicional, han precisado las fuentes.

El juez de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla le concedió la libertad condicional, según lo previsto en la ley, tras un informe positivo sobre su comportamiento en prisión, donde compartió celda con otro recluso y colaboró con la escuela.

La condena de cárcel que le impuso el juez incluía el pago de 102.500 euros de indemnización para la viuda de Olalla y de 16.550 euros para los padres del fallecido.