Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

PSOE: los ayuntamientos están obligados a empadronar a los residentes habituales

EFE ·12/01/2010 - 15:00h

EFE - El jurista Alfons López Tena y el alcalde de la localidad barcelonesa de Vic, Josep Mª Vila, observan varios papeles en un centro de Vic, durante la consulta sobre la independencia de Cataluña que se celebró en 166 municipios catalanes el pasado 13 de diciembre. EFE/Archivo

El PSOE recuerda que todos los ayuntamientos tienen la obligación de empadronar a toda persona que tenga su domicilio habitual en su municipio, tras la negativa del Ayuntamiento de Vic (Barcelona) a hacerlo con inmigrantes en situación irregular.

Así lo aseguran los responsables de Ciudades y Política Municipal y Política Municipal y de Bienestar Social del PSOE, Antonio Hernando y Marisol Pérez, respectivamente, en un comunicado conjunto coincidiendo con la polémica suscitada en este sentido.

Recuerdan que la ley reguladora de bases de régimen local establece que, para la inscripción de extranjeros en el Padrón, la única documentación exigible es el número de tarjeta de residencia en vigor, el del documento de identidad o el del pasaporte.

Así, insisten en que la ley deja claro que para los extranjeros que no sean titulares de un documento en vigor expedido por las autoridades españolas será suficiente, para su inscripción en el padrón, la aportación del pasaporte.

Los dirigentes del PSOE aseguran, además, que la Ley de Extranjería, "en ningún caso" modifica la obligación que tienen los ayuntamientos de empadronar y el deber que tienen los extranjeros de empadronarse.

Recuerdan, además, que la nueva ley sólo prevé como infracción la inscripción de un extranjero en el Padrón Municipal, por parte del titular de una vivienda, cuando ésta no constituya el domicilio habitual del extranjero.

Por tanto, añaden, "debe quedar claro que todos los extranjeros que viven en España, independientemente de situación administrativa, tienen derecho a empadronarse, y los ayuntamientos tienen la obligación de inscribirles en el Padrón.