Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

34 senadores nacionalistas piden normalizar el uso de las lenguas cooficiales

La iniciativa requiere el apoyo de un partido no nacionalista para que prosperar

PÚBLICO / AGENCIAS ·12/01/2010 - 13:10h

34 senadores de CiU, la Entesa Catalana de Progrés (PSC, ERC e ICV), los Nacionalistas (PNV y BNG) y el Grupo Mixto -excepto UPyD- han presentado en el registro de la Cámara Alta una propuesta para extender el uso de las lenguas cooficiales a plenos, comisiones y la Diputación Permanente para que "prevalezca el derecho de los individuos a expresarse" en sus propios idiomas.

Los 34 senadores aseguran que son muchos más los que apoyan la iniciativa y han desvelado que en la redacción también han participado representantes de la Cámara Alta pertenecientes a todos los grupos, incluidos PSOE y PP.

"La mejor forma de respetar y defender una lengua es utilizándola y más en una Cámara tan importante como el Senado"

La iniciativa pretende "dar cumplimiento" a una moción aprobada en mayo de 2008, recién estrenada la legislatura, en la que se obligaba a promover la reforma del Reglamento de la Cámara con el objeto de "reconocer y amparar, en el conjunto de la actividad ordinaria del pleno y de las comisiones, el uso oral y escrito de cualquiera de las lenguas que tengan el carácter de oficiales en alguna comunidad autónoma".

El escrito que han presentado en el Registro del Senado -traducido al catalán, el euskera y el gallego- consta de una exposición de motivos, en la que se recuerda que la Constitución protege el uso de las lenguas cooficiales, y que el Reglamento del Senado ha sido reformado en dos ocasiones para permitir su uso en actos parlamentarios.

El portavoz de CiU, Jordi Vilajoana, considera que el Senado "debe normalizar el uso de las lenguas" y que, por tanto, se trata de una iniciativa "razonable". Por su lado, el senador de ERC Miquel Bofill asegura que la propuesta "tiene el apoyo de una mayoría de senadores", lo que le ha animado a pedir el voto individual y secreto para esta cuestión.

El senador de ERC es "optimista" respecto a la tramitación y posible aprobación de la iniciativa en la Cámara Alta "porque tanto dentro del PSOE como del PP nos han manifestado su apoyo y han participado en la elaboración".

La incoherencia del Grupo socialista

Sin embargo, ningún senador de los grupos socialista y popular ha suscrito el documento, algo que el parlamentario del PSC Lluís María de Puig ha confesado no entender en el caso del primero. "Es un Gobierno socialista el que ha llevado el catalán" al Parlamento Europeo, ha recordado. 

Para los senadores proponentes, la iniciativa es "del todo razonable y justa". "La mejor forma de respetar y defender una lengua es utilizándola y más en una Cámara tan importante como el Senado", ha agregado Bofill.

Los senadores prevén que las sesiones se celebren con la inclusión de las lenguas cooficiales y un servicio de traducción simultánea

Los senadores prevén en su propuesta que a partir del próximo mes de septiembre tanto las sesiones plenarias como la Diputación Permanente se celebren con la inclusión de las lenguas cooficiales con un servicio de traducción simultánea. Un año después se aplicaría a las comisiones, también con traducción.

Para todo ello, los senadores proponentes plantearán el próximo 2 de febrero el calendario de la toma en consideración de esta propuesta a la Mesa de la Cámara, tras lo cual entraría en el trámite parlamentario normal como una ley más, es decir, con la presentación de enmiendas y su posterior debate.

Para la aprobación de esta iniciativa se requeriría de un 50% de los votos en el Pleno de la Cámara, algo que los senadores nacionalistas conseguirían si se les uniera cualquiera de los grupos mayoritarios.

Costes "menores"

Sobre los costes que conllevaría la aplicación de la iniciativa, Bofill asegura que serían "menores" porque las nuevas tecnologías suponen ya un gran avance en este sentido. Además se ha quejado de que "nunca se tienen en cuenta los costes que conlleva el monolingüismo", ya que muchos de los documentos que llegan al Senado están escritos en la lengua oficial de cada comunidad autónoma.

Para la senadora del PNV Miren Lore Leanizbarrutia, "los derechos no se pueden cuantificar porque si no, no se podría hacer nada", mientras que el portavoz de CiU ha remarcado que "la libertad tiene un coste".