Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Una bomba mata a un científico nuclear en Teherán

Reuters ·12/01/2010 - 11:37h

Una bomba por control remoto causó el martes la muerte de un científico nuclear de la Universidad de Teherán, informaron medios oficiales, en un ataque del que el canal estatal culpó a agentes estadounidenses e israelíes.

La explosión que mató al profesor Masud Ali Mohamadi ocurre en momentos de gran tensión en la República Islámica, siete meses después de que unas reñidas elecciones presidenciales sumieran en revueltas al principal productor de petróleo del mundo.

También coincidió con un momento sensible en plena disputa de Irán con Occidente por sus ambiciones nucleares. Las principales potencias se reunirán el sábado en Nueva York para hablar de posibles nuevas sanciones contra Teherán por su negativa a detener sus trabajos atómicos.

Este tipo de ataques con bomba son raros en la capital iraní.

La bomba que mató a "Ali Mohamadi, un científico nuclear y comprometido y revolucionario profesor de la Universidad de Teherán, fue detonada por control remoto", dijo en su página web la emisora estatal IRIB.

"En las investigaciones iniciales, son visibles signos del triángulo de maldad del régimen sionista, Estados Unidos y sus agentes contratados en el acto terrorista", dijo IRIB citando a la oficina del portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Irán normalmente se refiere a Israel como "régimen sionista".

Las capitales occidentales sospechan que el programa nuclear de Irán está destinado a desarrollar bombas. Teherán lo niega y afirma que sólo trata de generar electricidad.

"Masud Ali Mohamadi era profesor en el campo nuclear y hasta ahora no ha habido arrestos de quienes están tras el incidente", dijo el fiscal general de Teherán, Abas Jafari Dolatabadi, según la agencia semioficial de noticias Fars.

La explosión ocurre tras la desaparición en junio de Shahram Amiri, un investigador universitario que trabaja para la Organización de la Energía Atómica de Irán, durante una peregrinación a la Meca.

Amiri desapareció tres meses antes de que Irán revelara la existencia de su segunda planta de enriquecimiento de uranio, cerca de la ciudad de Qom. En diciembre, Teherán acusó a Arabia Saudí de entregar a Amiri a Estados Unidos.

SIN ATRIBUCIÓN

La agencia oficial de noticias IRNA dijo que no estaba claro cuántas personas murieron en la explosión del martes, sugiriendo que podría haber más de una víctima. Fars dijo que dos personas resultaron levemente heridas.

Las universidades iraníes han sido escenario de protestas de la oposición y de partidarios del gobierno desde las elecciones de junio, que según los opositores reformistas estuvieron amañadas para asegurar la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Los estudiantes forman la espina dorsal del movimiento reformista iraní.

Press TV, que emite en lengua inglesa, dijo que Ali Mohamadi, profesor de física de neutrones en la Universidad de Teherán, murió el martes por la mañana cerca de su casa en el norte de la capital a causa de una bomba colocada en una moticicleta.

Mostró imágenes de cristales rotos y otros fragmentos en la zona, y lo que pareció ser una bolsa con un cuerpo trasladada en una camilla.

Press TV dijo que hasta ahora no ha habido atribución de responsabilidad, pero que el incidente podría llevar la "huella de los servicios de inteligencia israelíes".