Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Los laboristas pierden, gana Brown

El último intento de golpe contra el primer ministro deja al partido muy tocado en las encuestas

DANIEL DEL PINO ·12/01/2010 - 10:52h

Gordon Brown, acompañado de dos de las personas que se han relacionado con su sucesión en los últimos tiempos, peter Mandelson (centro) y Ed Balls (izquierda). AFP

Es difícil de explicar, pero la última encuesta de The Times sobre el panorama político británico otorga a Gordon Brown unas cotas de popularidad mejores de lo que él mismo podía esperar. Tras el último intento de golpe contra el primer ministro auspiciado por las bases de los propios laboristas, el partido ha caído a las cifras en intención de voto de septiembre.

Después de todo el escándalo de las cuentas de gastos del Parlamento, los descalabros laboristas en las elecciones locales y europeas y la rebelión frustrada contra Brown de junio, el partido que gobierna el Reino Unido parecía renacer de sus cenizas. Poco tiempo les ha durado la alegría. Aunque era improbable que pudieran ganar las próximas elecciones de mayo, el último complot para acabar con Brown les ha pasado factura.

Brown el invencible

La desunión entre las filas laboristas se cuenta en puntos negativos. Según The Times, el partido aún liderado por brown ha perdido dos puntos después de la tormenta, mientras que los conservadores han ganado tres. Esto deja la intención de voto en un 28% para los laboristas, por un 41% para los conservadores de David Cameron. Tal y como explica el diario, ningún partido consiguió tanta ventaja a escasos cinco meses de unas elecciones generales.

El primer ministro sube en popularidad incluso cuando los suyos se amotinan para hacerle caer

Brown sale bien parado en ese sondeo encargado a Populus. El primer ministro, a pesar de las embestidas, ha subido su popularidad. El 41% de los votantes aseguran que él sigue siendo el mejor candidato posible en las elecciones. Entre los que votarían a los laboristas esa cifra se eleva al 71%, nueve puntos por encima de la última encuesta.

Tan sólo el 12% puede hablar de otro candidato mejor que él, aunque sólo la mitad podría dar el nombre de algún político laborista como alternativa. El que mejor desmarcado aparece es el ministro de Exteriores, David Miliband, con un 28% de apoyos, 15 puntos más que en septiembre. Pero sólo se vería apoyado por el 3% de los votantes.

Cameron deja de convencer

A pesar de que parezca una especie de misión imposible que los laboristas permanezcan en el poder, los conservadores deben tener cuidado. La fuerza que está demostrando Brown para mantenerse arriba sí es una amenaza real.

Cameron es visto por los votantes como alguien que está del lado de los ricos

David Cameron, el líder del partido Conservador, ha perdido cinco puntos de apoyo desde octubre. Al pasar de un 45 a un 40%, tiene menos apoyo que el propio Brown.

Además, el pasado de Cameron no ayuda. El 50% de los votantes cree que el líder Tory está del lado de los ricos. Por contra, el 64% piensa que Brown representa mejor a la clase trabajadora.