Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

El futuro comisario europeo de comercio quiere concluir la ronda Doha en 2010 ó 2011

EFE ·12/01/2010 - 11:19h

EFE - El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia. EFE/Archivo

El comisario de Comercio propuesto para integrar el nuevo Ejecutivo comunitario, el belga Karel De Gucht, fijó hoy como prioridades para los próximos cinco años concluir la ronda de Doha para la liberalización comercial en 2010 ó 2011, y que el comercio contribuya a la "estrategia 2020" para la competitividad europea.

En una audiencia ante la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo, que le debe dar el visto bueno para formar parte de la nueva Comisión Europea encabezada por el portugués José Manuel Durão Barroso, De Gucht abogó por terminar el proceso de Doha "lo antes posible", en 2010 ó 2011.

"La ronda no avanza porque sigue habiendo diferencias importantes, sobre todo en agricultura", aseguró el candidato belga, que dejaría su puesto como comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria para ocuparse de la cartera de Comercio.

Consideró fundamental reforzar el sistema comercial multilateral mundial, y que éste sea "abierto, basado en reglas transparentes".

En su opinión, gracias a la Organización Mundial del Comercio (OMC), "el modelo más avanzado de gobernanza mundial que existe", el mundo "no ha caído en el proteccionismo".

También subrayó la importancia de que el comercio juegue un papel destacado en la llamada estrategia 2020 -en plena elaboración-, que pretende sustituir a la "estrategia de Lisboa" para el crecimiento y el empleo que no logró su objetivo de convertir a la UE en la región más competitiva del mundo.

Para ello, se propone "vincular medidas de política interna al refuerzo de la competitividad externa de la Unión", para lo que elaborará una política estratégica de comercio entre 2010 y 2015.

Asimismo, consideró necesario desarrollar las inversiones europeas en países como India, China o Corea del Sur, y "cooperar" a su vez con las grandes economías (Estados Unidos, China).

De Gucht no se mostró partidario de relajar las medidas antidumping, y sí de fomentar "las mismas oportunidades" para las empresas exportadoras e importadoras y de mejorar el acceso a terceros mercados.

En su opinión, si la política comercial forma parte de un conjunto de "medidas claras", puede ser una "palanca poderosa para transmitir los valores europeos" y ayudar a los países menos desarrollados del mundo a "generar estabilidad política y prosperidad social".

El comisario designado hizo hincapié en el nuevo rol del Parlamento Europeo -proporcionado por el Tratado de Lisboa- como colegislador en los asuntos comerciales, ya que debe aprobar todos los acuerdos de libre comercio que negocie la Comisión Europea con terceros países o regiones.