Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Bono cree que Guerra ha sido contestado "de un modo duro y hasta desabrido"

EFE ·12/01/2010 - 10:47h

EFE - El diputado socialista y presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra. EFE/Archivo

El presidente del Congreso, José Bono, ha salido en defensa hoy del presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra, y ha dicho que ha sido contestado "de un modo duro y hasta desabrido" por criticar a los políticos catalanes.

En declaraciones a Telemadrid recogidas por Efe, Bono se ha referido así a la respuesta que el presidente de la Generalitat, José Montilla, dio a la afirmación de Guerra de que los políticos catalanes están en la "estratosfera": "Yo no quiero polemizar con una persona que en este momento no representa al socialismo español; lo hizo hace décadas".

Tras señalar que, como presidente del Congreso, tiene que defender a un diputado como Guerra, ha recalcado que su opinión es "digna de ser escuchada, porque tras de él hay un patrimonio importante de consolidación de la democracia, de elaboración de la propia Constitución, y merece respeto".

Bono ha dicho que Montilla "es uno de los dirigentes más característicos del socialismo catalán" y que él no entra a juzgar sus "propias manifestaciones más profundas acerca de sus posiciones socialistas".

Ha hecho hincapié en que él no es, "en modo alguno, cercano a los planteamientos nacionalistas" y que tampoco piensa "invadir su terreno".

"Hay quien considera, incluso dentro del socialismo, que lo identitario es importante. A mí me parece importante, pero no desde un punto de vista político", ha señalado Bono, quien ha subrayado que "entre la igualdad de los españoles y las competencias de los territorios" él estará siempre a favor de la igualdad.

Ha considerado que "eso de ser solamente solidarios con los que tienen tu misma partida de nacimiento o el mismo color de piel, es un poco sospechoso", antes de recalcar que está "mucho más cerca de lo que significa, tradicionalmente al menos, el socialismo, que de lo que representaba, tradicionalmente, el nacionalismo".

El presidente del Congreso ha dicho asimismo que en el PSOE "no habla nadie" de la posibilidad de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no se presente como candidato a la reelección ni de su sucesión.

"No es objeto de discusión en el PSOE. No tengo que hacer ningún esfuerzo por simular o disimular: en mi partido, de ese asunto, no habla nadie", ha manifestado.

Se ha referido por último a la polémica por el nombramiento del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, y ha dicho que, por lo que él sabe, además de ser vasco y no nacionalista "es un hombre extremadamente conservador".

"Creo que es un hombre muy de derechas. Eso no es una valoración negativa y, mucho menos, una valoración moral negativa", ha agregado.