Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Seúl advierte de que mantiene la vigilancia pese a los gestos de paz de Pyongyang

EFE ·12/01/2010 - 10:38h

EFE - Vista del pueblo de Gaepung-gun, en el lado norcoreano de la Línea de Demarcación Militar de la Zona Desmilitarizada (DMZ) desde el observatorio de Odusan, en Gyeonggi-do (Corea del Sur), hoy, 12 de enero. El ministro surcoreano de Defensa, Kim Tae-young, aseguró hoy que Seúl mantiene la guardia alta pese a los últimos gestos de paz por parte del régimen comunista.

El ministro surcoreano de Defensa, Kim Tae-young, aseguró hoy que Seúl mantiene la guardia alta para hacer frente a posibles provocaciones de Corea del Norte, pese a los últimos gestos de paz por parte del régimen comunista.

"Nuestro Ejército está perfectamente preparado ante cualquier provocación norcoreana", indicó el responsable de Defensa de Corea del Sur, citado por la agencia local Yonhap.

En una rueda de prensa, el ministro resaltó que en varias ocasiones anteriores Corea del Norte ha adoptado gestos pacíficos mientras incrementaba sus provocaciones armadas.

El comentario del Gobierno surcoreano se produce un día después de que Pyongyang propusiera celebrar pronto una reunión para debatir un tratado de paz que reemplace el armisticio que acabó con la guerra de Corea (1950-1953).

Corea del Sur recibió esta propuesta con tibieza, al considerar que el objetivo del régimen comunista de Kim Jong-il con esta oferta puede ser tratar de ganar tiempo en su carrera nuclear.

El ministro surcoreano abogó por la necesidad de que el tratado de paz sea negociado sólo cuando se haya retomado el diálogo nuclear a seis bandas y se hayan visto progresos en el proceso de desarme nuclear del país comunista.

Al mismo tiempo, no descartó que Pyongyang aumente sus provocaciones militares para demostrar la invalidez del armisticio de 1953, firmado por Corea del Norte, China y EEUU en representación de la ONU.

El ministro surcoreano, no obstante, recalcó que Corea del Sur forma parte de los países implicados en el armisticio aunque no estuviera entre los firmantes del alto el fuego.

Las dos Coreas están en guerra técnica desde que el conflicto, de tres años, terminara en 1953 con un alto el fuego en lugar de un tratado de paz permanente.