Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Obama rechaza críticas a senador en controversia racial

Reuters ·12/01/2010 - 06:48h

El presidente estadounidense, Barack Obama, rechazó el lunes las críticas al líder de los demócratas del Senado, Harry Reid, que se ha enfrentado a los llamamientos de los republicanos para que deje su cargo por unas declaraciones sobre la raza que realizó acerca del mandatario.

En un entrevista con TVOne, una cadena de televisión por cable orientada principalmente a los afroamericanos, Obama dijo que la historia estaba distrayendo de los temas más importantes, como los esfuerzos para reformar el sistema sanitario de su país y la lucha contra un desempleo de dos dígitos.

"Les garantizo que la persona promedio, blanca o negra, ahora está menos preocupada sobre lo que Harry Reid dijo en una cita en un libro hace un par de años que sobre cómo vamos a hacer que el país avance", declaró el mandatario.

Obama también ofreció su apoyo incondicional a Reid, de 70 años, que se enfrenta a una compleja batalla para la reelección en Nevada este noviembre.

"Harry Reid es un amigo mío. El ha sido un defensor incondicional de los derechos electorales, de los derechos civiles. Este es un buen hombre que siempre ha estado en el lado correcto de la historia", dijo Obama.

"El hecho de que él haya usado un lenguaje poco acertado para tratar de alabarme y de que las personas intenten aprovecharse de eso no tiene sentido para mí", agregó.

Un nuevo libro, "Game Change", sobre la campaña presidencial de 2008, dijo que Reid pensaba en privado que Obama sería un gran candidato y que Estados Unidos estaba listo para aceptar a un aspirante negro, especialmente uno "de piel clara" y "sin dialecto negro a menos que quisiera".

Reid buscó el lunes poner fin a la controversia, diciendo a los periodistas en su estado de Nevada: "He pedido disculpas al presidente. Me he disculpado con todos los que he podido para indicar que debí haber elegido palabras mejores".

Los republicanos han pedido la renuncia de Reid, pero los demócratas le han ofrecido su apoyo cerrado. Una encuesta dada a conocer la semana pasada en el diario Las Vegas Review Journal indicó que Reid va detrás de los candidatos republicanos en la carrera hacia el Senado en Nevada.

Los demócratas están en un momento crítico, y tratan de obtener una pronta aprobación este año de la reforma sanitaria mientras se concentran en la creación de empleos antes de las elecciones de noviembre, en las que corren peligro de perder escaños en el Senado y en la Cámara de Representantes.