Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

El Salón de Detroit termina discretamente una muestra marcada por la resaca de 2009

EFE ·12/01/2010 - 05:43h

EFE - Detalle de un automóvil Blue Will de Hyundai, durante la Exhibición Internacional de Automóviles que se lleva a cabo en el Salón Cobo en Detroit, Michigan (EEUU).

El Salón del Automóvil de Detroit termina de mostrar a los medios de comunicación las novedades que los principales fabricantes presentarán en los próximos meses y con las que quieren olvidar el año más deprimente del sector.

Entre los grandes fabricantes, sólo las marcas de lujo de General Motors (Cadillac) y de Ford (Lincoln) tienen programado presentar novedades.

Cadillac desvelará un esperado prototipo que confirmará la ruta que la marca va a seguir en la nueva General Motors surgida tras la quiebra de 2009. Además, la marca hará la presentación mundial del CTS-V cupé, un 2+2 plazas que entrará en producción este verano.

Por su parte, Lincoln intentará seguir el éxito que Ford está empezando a tener de forma global y presentará el "cruzado" MKX 2011.

El todoterreno de lujo de Lincoln será el primero que vendrá cargado con las últimas tecnologías que la marca del óvalo azul llama MyFord/MyLincoln Touch y que la empresa quiere convertir en una de sus ventajas competitivas.

Pero más allá de las presentaciones de Cadillac y Lincoln, el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (como se llama oficialmente la muestra) tiene poco más en cartera, por lo que las jornadas para la prensa terminarán este año de forma casi furtiva.