Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Díaz Ferrán dice que la venta se paró el 19 "a primera hora"

La decisión del juez de Londres de paralizar la actividad llegó la tarde anterior

SUSANA R. ARENES ·12/01/2010 - 00:30h

Díaz Ferrán, presidente de la CEOE y de Air Comet. - EFE

Inasequible en todo momento al desánimo, Gerardo Díaz Ferrán parece encomendar la defensa de Air Comet en los tribunales a los consejos del prestigioso bufete Uría. El jefe de la CEOE y presidente de la aerolínea admitió ayer a Público que la venta de billetes se cerró el sábado día 19 de diciembre, inmediatamente después de que los abogados confirmaron, "a primera hora" de ese día, que la sentencia de la Corte Suprema de Londres, que obligaba a paralizar varios aviones y prohibía la venta de vuelos, "era de obligado cumplimiento en todos sus términos".

En cuanto Uría, tras analizar "varias horas" la sentencia que había llegado el día anterior por la tarde, el viernes 18, dijo que no había forma de eludir la sentencia judicial, "inmediatamente se cerró la venta de billetes", señaló Díaz Ferrán. Y añadió que la aerolínea puede "acreditarlo documentalmente".

La venta se cerró encuanto los abogados recomendaron

Esto supone que la venta de billetes, al menos en Internet, sí habría sido posible durante varias horas después de que llegara la sentencia, según lo explicado por Díaz Ferrán. Para el empresario, el juez británico tiene gran parte de la culpa del cierre. Sin embargo, el banco alemán Nordbank, que financiaba la compra de aviones a Air Comet, no denunció a la empresa hasta que ésta acumuló una deuda de 17 millones. Esta denuncia se presentó en Londres el lunes día 14 y cuatro días después ya hubo decisión judicial.

Las asociaciones de consumidores que han denunciado por presunta estafa a Air Comet alegan que estuvo vendiendo vuelos "al menos hasta el día 18", recibiendo dinero "con conocimiento de su situación de manifiesta insolvencia y la imposibilidad del cumpliento de sus obligaciones".

"Cumplir con la legalidad"

El socio de Díaz Ferrán declara que ambos están "muy tranquilos"

Los propietarios de Air Comet, tanto Gerardo Díaz Ferrán como su socio, Gonzalo Pascual, se sienten "muy tranquilos" ante la posible investigación judicial por un delito de estafa. Pascual aseguró ayer a Efe que ni él ni su socio se sienten involucrados en los hechos que les imputan las organizaciones de consumidores, ya que Air Comet nunca ha vendido billetes a sabiendas de que no iba a poder volar.

Horas después, la compañía ratificó en un comunicado que "nunca vendió billetes sabiendo que era imposible seguir volando" y que "se ha ceñido al estricto cumplimiento de la legalidad" impuesta por la sentencia y, por eso, "hubo de proceder a la cancelación" de la venta de billetes.