Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Seat despide a 330 directivos y mandos por bajo rendimiento

La empresa contratará cerca de 150 empleados para suplir las bajas

ANNA LASHERAS ·12/01/2010 - 06:30h

El presidente de Seat, James Muir, en un encuentro de empresarios. - EDU BAYER

Lo advirtió poco después de asumir su nuevo cargo, el pasado septiembre. Cuatro meses más tarde ha llevado a cabo una de sus medidas para conseguir que su empresa sea una marca de referencia. James Muir, presidente de Seat, anunció ayer que prescindirá de 330 directivos y mandos intermedios de su plantilla. Más concretamente, de aquellos con un bajo rendimiento, independientemente del cargo o la edad, los que "no reman en la misma dirección", señaló Muir. De este modo, se pretende conseguir renovar el equipo directivo con personas válidas, según la compañía.

Prescindirá de los que "no reman en la misma dirección"

"Estamos construyendo una Seat con un espíritu ganador y necesitamos a trabajadores comprometidos al máximo con esta estrategia", explicó el presidente de la filial de Volks-wagen, y remarcó la necesidad de aumentar la eficiencia, eficacia y productividad de la compañía. Para suplir estas bajas, fichará como mínimo a otros 150 trabajadores a lo largo del 2010, algunos de los cuales ya están identificados.

Esta medida supone despedir a un 6% de los trabajadores indirectos de Seat (aquellos que no participan en el proceso de producción) y al 1,5% del conjunto de la plantilla.

El plan de reestructuración se llevará a cabo durante los próximos cuatro meses y los nombres de los afectados se comunicarán a lo largo del día de hoy. Fuentes de la empresa anunciaron que se prejubilará a cerca de 130 trabajadores mayores de 58 años. El resto pactará sus indemnizaciones individualmente con Seat. El recorte no afectará al personal de producción, formado por unos 7.500 trabajadores.

El objetivo de esta medida, según la compañía, es convertir a Seat en líder de ventas y conseguir que, en un plazo de cinco años, la planta de Martorell (Barcelona) produzca a máxima capacidad, lo que supone la fabricación de 500.000 vehículos anuales.

James Muir, cuyo contrato está vinculado a los resultados de la empresa, ya juzgó de exagerada la cifra de 13.000 directivos de Seat cuando accedió al cargo y anunció cambios en función de los resultados. En 2009, un año marcado por la crisis, Seat vendió 336.000 vehículos en todo el mundo, un 8,6% menos. En España, su principal mercado, la caída fue del 18%.