Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Rajoy no dimitirá aunque el PP se haya financiado ilegalmente

Pide a los suyos "inteligencia" para "no crear dificultades de forma gratuita"

M. J. G. ·12/01/2010 - 01:00h

El senador y ex tesorero del PP Luis Bárcenas, imputado en el caso Gürtel, sube a su coche tras declarar en el Tribunal Supremo. - DANI POZO

Aunque se demuestre que hubo financiación ilegal del PP por el caso Gürtel, Mariano Rajoy no dimitirá. Así lo aseguró ayer en una entrevista en la Cadena Ser. "No, porque yo no lo he hecho. Se me puede acusar de muchas cosas, pero por esa vía es difícil", sentenció el líder conservador quitándose responsabilidades.

El jefe de la oposición insistió en que la trama dirigida por Francisco Correa no había llegado a salpicar las cuentas del PP. "Hasta donde yo sé, no", afirmó. Para ello volvió a recordar que en su día habló con el que había sido su tesorero, Álvaro Lapuerta, y supo entonces que "estas personas jamás dieron un euro" al partido.

"No dimitiré porque yo no lo he hecho", asegura el líder del PP

"En este asunto estoy muy tranquilo", dijo Rajoy a pesar de que 2010 se le presenta al PP como un año de calvario judicial. Los conservadores están a la espera de que se levante el resto del secreto de sumario sobre la Gürtel y tienen a uno de sus barones territoriales, Francisco Camps, a expensas de los jueces. Además, Rajoy tendrá que ver como Jaume Matas, ex presidente balear, quien comparece como imputado el 23 de marzo por el caso Palma Arena, debe responder también por su palacete en Palma de Mallorca.

A pesar de tener todos estos frentes abiertos, Rajoy se lava las manos. Un diputado del PP aseguraba hace un par de semanas que era muy difícil que su jefe de filas fuera a hacer algo distinto a lo que había hecho hasta ahora. "A menos que le encarcelen a él", bromeaba. Pero por lo visto el líder del PP no está dispuesto a aplicarse la misma receta que su partido propugnó con Filesa. Y es que, cuando estalló el escándalo de que una trama de empresas financiaba ilegalmente al PSOE, el PP no dudó en exigir que rodaran cabezas.

Rajoy no quiso arriesgarse a dar por cerrado el tema: "No se sabe lo que puede ocurrir. El PP es una gran organización donde hay muchísima gente y nunca estamos libres de que haya quienes no se comporten como deben". Aunque insistió en que la mayoría de los dirigentes que conoce son "honrados". "No me parece justo decir que todos los que nos dedicamos a la política somos sospechosos", concluyó.

El jefe de la oposición reclama a los suyos «máximo nivel de exigencia»

Sin alusiones explícitas

Durante su intervención ante la plana mayor del PP, Rajoy no se refirió al caso Gürtel de forma explícita. Sólo cuando habló de la situación que atraviesa su partido, algunos leyeron entre líneas. Rajoy pidió a los suyos que tengan "inteligencia" para "no crear dificultades de forma gratuita". A su juicio, "se trata de medir bien lo que se hace y no equivocarse porque ya la vida trae problemas como para crear más". Además les reclamó el "máximo nivel de exigencia". Yo me lo voy a aplicar", anunció.