Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

La UE estudia cambiar su política hacia Cuba

Ashton revela que se baraja relajar la posición crítica hacia la isla

DANIEL BASTEIRO ·12/01/2010 - 00:15h

La responsable de Política Exterior de la UE, ayer, en su comparecencia en la Eurocámara. - EFE

La Unión Europea baraja relajar su posición crítica hacia Cuba. Así lo aseguró ayer la vicepresidenta de la Comisión y alta representante para la Política Exterior, Catherine Ashton, en la exposición de sus prioridades como sustituta de Javier Solana al frente de la diplomacia comunitaria.

Ashton se sometió ayer a una audiencia de tres horas ante el Parlamento Europeo, que examina esta semana al nuevo equipo de José Manuel Durão Barroso. En ella se alineó con una de las prioridades de la presidencia española de la UE, recordando que la actual estrategia hacia Cuba fue definida hace 13 años, por lo que la UE tiene que evaluar "si aún es eficaz".

Las relaciones con Cuba, bloqueadas por una posición común de los 27 que impide avances diplomáticos, será uno de los asuntos principales en los que se centrará la jefa de la diplomacia europea durante los primeros meses de su trabajo. "Tenemos que preguntarnos si el Consejo de la UE puede hacer algo más", aseguró Ashton, confesando estar preocupada por la situación de los derechos humanos en la isla. Sin embargo, la alta representante recordó que modificar la posición de los 27 requiere una unanimidad a día de hoy no garantizada.

Un "aburrimiento"

El posible cambio respecto a Cuba sobresalió en una primera jornada de audiencias a los nuevos comisarios calificada repetidamente en los pasillos de la institución como un "aburrimiento". Otros tres comisarios se enfrentaron al examen parlamentario, descrito previamente como un "examen oral" o hasta como una prueba al estilo del programa televisivo ¿Quién quiere ser millonario?

Las inquietudes de los parlamentarios se encontraron con respuestas muy medidas

A menudo vagas, las inquietudes de los parlamentarios se encontraron con respuestas muy medidas, destinadas a no poner en riesgo el resultado de la votación que el pleno de la cámara celebrará el 26 de enero. En ella, la institución decidirá si confirma en su puesto, para los próximos cinco años, al conjunto de los comisarios y no uno a uno.

Pese al procedimiento, que resta tensión al escrutinio individual, el sustituto de Joaquín Almunia al frente de Economía, Olli Rehn, reconoció sentirse "como un pollo después de haber sido asado", tras tres horas de examen en una cartera que nada tiene que ver con sus actuales responsabilidades como comisario de Ampliación.

Andris Piebalgs, futuro comisario de Desarrollo, y Janusz Lewandowski, que se encargará del Presupuesto Comunitario, pasaron sin apuros el examen de los eurodiputados, a los que hoy se enfrentarán, entre otros, Joaquín Almunia y la búlgara Rumiana Jeleva. Esta última, de perfil muy conservador, podría afrontar a un verdadero interrogatorio por los negocios de su marido, a quien la prensa búlgara y la alemana relacionan con el crimen organizado en su país.