Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

"Me gusta la Copa porque es rebelde"

Al capitán del Estudiantes la disputa de la Copa le ha devuelto la sonrisa

MIGUEL ALBA ·12/01/2010 - 08:00h

ACB Media - Pancho Jasen realiza un mate en el encuentro ante el Obradoiro.

Vivió la victoria del Fuenlabrada, ante el Lagun Aro, delante del portátil y cruzándose SMS con Carlos Suárez. "Cuando terminó el primer tiempo (vencían los donostiarras), pensé que estaba muy complicado jugar la Copa", asegura Pancho Jasen. Después llegó el premio.

Dicen en el vestuario que presintió la clasificación.

Bueno, es fácil decirlo ahora, pero durante toda la semana estuve comentado que quien ganara el partido nuestro, iba a la Copa. No sé por qué, pero tenía un run-run extraño.

¿Se puso muy pesado?.

No mucho. Tratamos no hablar mucho del tema de la Copa porque al final puede distraer, pero se notaba que había un algo distinto.

¿Este Estudiantes es mejor que hace una semana?.

Somos los mismos, pero la clasificación nos hará creernos y, por tanto, seremos mejores en los 17 partidos que restan de liga.

¿Y si no se hubieran clasificado?.

Pues, aunque no lo queríamos decir en público, hubiera sido una frustración grande que nos habría marcado para el resto del campeonato.

¿Tanto discrimina el ser octavo de noveno?.

Al menos, ahora sentimos que somos capaces de llegar a más objetivos, como los play off y que, en esa búsqueda, tenemos más opciones de no conseguirlo que de hacerlo. Pero tampoco tenemos que olvidarnos que, detrás nuestro, hay ocho equipos con una victoria menos. No podemos ir sacando pecho porque si no te lo parten. Hay que seguir trabajando desde la humildad, y aprovechar la Copa para mejorar y aprender.

"Siento que he purgado el pasado y he devuelto al Estu a su lugar"

¿Qué significa volver a la clase media?.

Uno siente que ha purgado el pasado y que Estudiantes ha vuelto a su lugar natural, después de estos cinco difíciles años. Poco a poco vamos encontrando la salida a una situación muy dura que ha vivido el club en la que no hemos podido competir con los mejores.

¿Cuál es su conclusión de estos años de descenso a los infiernos?.

Que al final todo es cuestión de dinero. El tema económico fue fundamental. Por dinero salieron del equipo Felipe (Reyes), Carlos (Jiménez) o Sergio Rodríguez. Cuando se van tantos jugadores y no se termina de tener nuevos proyectos en la entidad, el equipo se desalma. Entonces, fue lógico que pasara lo que pasó.

¿El baloncesto puede dar ahora la estabilidad a la entidad?.

Creo que sí. Al final, si el equipo es capaz de dar el paso adelante, con logros como el de la Copa, el dinero llegará y la entidad terminará de regenerarse con la buena dinámica deportiva.

¿Cuándo cambió la dinámica del equipo?.

Hubo dos partidos clave. El partido ante el Valladolid, que nos jugábamos mucho porque estábamos sin victorias y con cinco derrotas. El otro que marcó la mentalidad que queríamos más fue en Manresa, que ganamos en prórroga y sufriendo mucho. A partir de ahí, el equipo se creció.

"Los problemas económicos de la entidad desalmaron al equipo"

¿El Barça es la gran china de la Copa?

Son los favoritos, pero nosotros no podemos pensar en una hipotética semifinal ante el Barça. Hemos llegado los últimos, con la campana, y no debemos pensar en el primer partido ante el Valencia. Si no, nos irá mal. La final está muy, muy complicada.

¿Qué tiene la Copa de especial?

Que no respeta posiciones en la Liga. Por eso es tan motivante, porque es muy rebelde. Una oportunidad para los pequeños.

¿Se ven lo suficientemente rebeldes?

Por historia, sí, sin duda. Y ahora, aún más. Llegamos sin ninguna factura de exigencia, lo que nos hace aún más imprevisibles. Queremos ser la sorpresa de la Copa.

¿En qué puede mejorar Estudiantes?

Sin duda, en saldar la cuenta negativa del inicio de liga. Borrar ese 0-5 que nos hundió en el fango, para demostrar que no es que seamos tan malos, sino que nos condicionó en exceso el tema de la Gripe A. Si lo conseguimos, nuestro espíritu llegará preparado para la Copa.