Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

España niega sanciones para los países que no cumplan los objetivos

La estrategia económica de la UE para 2020 es uno de los temas estrellas en su semestre europeo

DANIEL BASTEIRO ·12/01/2010 - 02:00h

El Gobierno aclaró ayer el alcance de la estrategia económica de la UE para 2020, uno de los temas estrellas en su semestre europeo. En su empeño por mejorar la gobernanza económica de los 27, España buscará una mayor coordinación para fijar objetivos ambiciosos para los que, por el momento, no se prevé incluir mecanismos de sanción en caso de incumplimiento.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, aclaró que "en ningún momento se ha hablado de sanciones", en contra de lo publicado por medios internacionales, que citaban a José Luis Rodríguez Zapatero pidiendo "objetivos vinculantes" y "medidas correctivas" en caso de que no se alcanzasen.

La matización de De la Vega fue vista como una marcha atrás tras la oposición con la que se encontraron las sanciones en el Reino Unido, pero sobre todo en Alemania. "La propuesta de sancionar a los países miembros si no cumplen con los objetivos no tiene sentido. La actual estrategia de Lisboa se basa en un enfoque cooperativo sin sanciones, y así debería seguir siendo", aseguró en un comunicado el ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle.

"Más coordinación" en la UE

La estrategia de Lisboa, que fijaba objetivos no vinculantes para 2010, no se ha cumplido en casi ninguno de sus puntos, que incluyen niveles de empleo, crecimiento o gasto en investigación. De la Vega apostó por "más coordinación, más integración, más Europa" para 2020 e insistió en un nuevo modelo de gobernanza económica. "Alemania y España coincidimos en esto absolutamente", aseguró. "La presidencia empezó bien y acabará mejor", prometió la vicepresidenta, que se reunió con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Fuentes del Gobierno recordaron la dificultad para poner en práctica un sistema de supervisión financiera europeo, al que se oponía desde el primer momento el Reino Unido y recordaron que será España el país al que le tocará ponerlo en práctica, tras una tramitación en tiempo récord para los estándares de Bruselas. El Gobierno espera, según estas fuentes, que la estrategia económica para 2020 siga el mismo patrón en su tramitación.