Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

Los directivos de Caja Duero y Caja España aceptan que las prejubilaciones sean voluntarias

EFE ·11/01/2010 - 15:49h

EFE - Un momento de la reunión que representantes de la dirección de Caja Duero y Caja España celebraron hoy con los sindicatos para negociar el pacto laboral previo a la fusión de ambas entidades de ahorro de Castilla y León.

Caja Duero y Caja España han modificado su plan laboral y han aceptado que las prejubilaciones en la futura caja resultante de su fusión sean voluntarias.

Así lo han manifestado hoy a Efe los representantes sindicales que han participado en la reunión de la mesa laboral, que se ha celebrado en el Parador de Turismo de Tordesillas (Valladolid).

Esta era la primera reunión entre las dos entidades y los sindicatos después de que se aprobara la fusión de Caja Duero y Caja España, por parte de las directivas de ambas entidades, y cuyo acuerdo se considera fundamental para continuar con el proceso de las dos cajas.

Los representantes sindicales también han conseguido unificar criterios, pese a que a primera hora de la mañana habían mostrado sus divergencias, con lo que buscan modificar "los excedentes de personal" respecto a los que marcan las dos entidades, 846 empleos.

El resultado de la reunión mantenida esta mañana por espacio de dos horas y media, con un receso de treinta minutos, ha sido considerado por los responsables sindicales como "positivo", aunque han preferido ser cautos y esperar al próximo encuentro, que tendrá lugar el día 18 en Madrid.

Sin embargo, las divergencias continúan entre los sindicatos y las cajas respecto a los porcentajes a abonar a los trabajadores que acepten las prejubilaciones, además del número concreto de empleados que tendrán que abandonar las dos entidades, que ha sido fijado en esos 846.

Las dos principales fuerzas sindicales en Caja Duero y en Caja España, UGT y CCOO, han insistido en pedir que las cajas expliquen "de dónde salen esas cifras".

Jesús Olivar, de CCOO, ha mostrado su "satisfacción comedida" por el resultado de las negociaciones de esta mañana y ha vuelto a pedir "fórmulas para que los excedentes de puestos de trabajo no sean traumáticos".

Entre ellas, ha pedido que las prejubilaciones, además de "ser voluntarias", reciban un 90 por ciento del salario del trabajador afectado, como se ha venido aplicando en las últimas medidas laborales de este tipo en Caja España y en Caja Duero.

Además, CCOO ha marcado este planteamiento como básico para poder seguir negociando otros aspectos, como la movilidad laboral de los trabajadores, por lo que Jesús Olivar ha considerado que la "negociación no ha avanzado mucho".

Por su parte, UGT también ha mostrado su satisfacción por el resultado de la reunión de esta mañana, aunque el responsable de esta sección sindical en Caja Duero, Antonio Muñoz, ha afirmado que es "optimista, pero con reservas", en cuanto el análisis de la propuesta realizada por las dos cajas.

En declaraciones a Efe, ha asegurado que "es verdad que ha habido un cierto acercamiento" con la parte patronal, aunque ha preferido ser cauto y esperar al próximo lunes día 18 para comprobar "hasta dónde pueden llegar".

Antonio Muñoz sí ha considerado positivo el cambio de las cajas en cuanto a las prejubilaciones, que ya las plantean como "voluntarias", aunque para UGT son "inadmisibles" los porcentajes que marcan ambas entidades para los trabajadores que se vean afectados por esa medida: 75 por ciento del sueldo base y 65 por ciento de los complementos.

Muñoz ha explicado, además, que también es importante "la homogeneización de los puestos de trabajo", para que no haya disparidad de criterios respecto a las dos cajas.