Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

Prenafeta alega "falta de memoria" al testificar en el "caso Hacienda"

EFE ·11/01/2010 - 15:05h

EFE - Lluis Prenafeta, ex alto cargo de la Generalitat de Cataluña imputado en la trama "Pretoria", en la Audiencia de Barcelona donde ha testificado hoy en el macro-juicio por el "caso Hacienda".

Un mes después de salir de prisión bajo fianza de un millón de euros por su imputación en la trama "Pretoria", el ex alto cargo de la Generalitat Lluís Prenafeta ha testificado hoy en el macrojuicio por el "caso Hacienda", sin aportar apenas información alegando falta de memoria.

El largo juicio por el caso de corrupción en Hacienda destapado en Cataluña a finales de los 90, cuyo interés mediático ha ido decayendo desde que comenzó el pasado mes de septiembre, ha recuperado hoy la expectación de sus primeros días con la testifical del que fuera secretario general de Presidencia de la Generalitat y mano derecha de Jordi Pujol en la década de los ochenta.

La de hoy era la primera aparición pública de Prenafeta desde que el pasado 8 de diciembre quedara en libertad provisional, bajo fianza de un millón de euros, tras permanecer algo más de un mes en prisión preventiva por su presunta implicación con la trama de "Pretoria", el caso de corrupción urbanística que investiga el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El que fuera hombre fuerte de los gobiernos de Jordi Pujol ha sido llamado a declarar a propuesta de la acusación particular ejercida por el Estado en relación con un estudio supuestamente irregular que la Generalitat encargó a una empresa propiedad de los procesados José Lucas Carrasco, inspector fiscal, y su ex esposa Mayra Mas.

Prenafeta ha asegurado que, después de 22 años, no recuerda nada de ese estudio, un informe sobre la población de Cataluña en el año 2000 que autorizó el Departamento de Presidencia en 1988 y por el que la Generalitat pagó cuatro millones de las antiguas pesetas.

"Por mi experiencia lo debería recordar, pero mi memoria no me lo permite", ha sostenido el ex secretario General de la Generalitat, tras insistir, además, en que era el Consell Executiu del gobierno catalán el encargado de autorizar la elaboración de estudios.

El estudio acerca del que ha sido preguntado Prenafeta, cuya aprobación y pago por parte de la Generalitat se tramitó en sólo unos días, no corresponde con lo que establece el expediente de contratación del informe, por lo que la Abogacía del Estado trata de aclarar mediante las testificales si se trata de una adjudicación irregular.

En el macrojuicio por el "caso Hacienda" se intenta dilucidar, además, si el inspector y su ex esposa habrían creado una empresa "fantasma" dedicada a la confección de informes inútiles para enmascarar el pago de sobornos por parte de la empresa inmobiliaria Núñez y Navarro.

Pese a que la falta de memoria le ha impedido aportar datos relevantes sobre el informe adjudicado por la Generalitat a la empresa de los procesados, Prenafeta ha admitido que no era habitual ni la celeridad con la que éste se autorizó ni el hecho de que se contratara un informe que ya estaba confeccionado.

El ex secretario de Presidencia de la Generalitat ha subrayado que no conoce a Lucas Carrasco, ni lo ha visto en la vida, y, al declarar como testigo, se ha visto obligado a dar cuenta de su relación personal con el resto de procesados.

Lluís Prenafeta ha confesado que le une una relación de amistad de "muchos años" con los empresarios José Luis Núñez y su hijo, así como con el asesor fiscal José Antonio Sánchez Carreté, con quien afirma haber mantenido también "relaciones mercantiles".

Acerca el financiero Javier De la Rosa, el testigo se ha mostrado inicialmente dudoso: "Hemos tenido contacto muy a menudo, pero diría que no somos amigos", ha dicho. Ante la insistencia de la presidenta del tribunal para que lo aclarara, ha acabado reconociendo que sí lo son.