Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

ENFOQUE-China lucha contra creciente problema de tuberculosis

Reuters ·11/01/2010 - 12:25h

Por Tan Ee Lyn

China, segundo país con más enfermos de tuberculosis después de India, está luchando una dura batalla contra las formas de la enfermedad que son resistentes a las fármacos, que sólo mermarán el próspero presupuesto del país.

La variable de la tuberculosis resistente a los medicamentos y mucho más costosa de tratar, aparece cuando los pacientes no logran seguir un régimen de tratamiento y en cambio reciben medicinas de inferior calidad o simplemente dejan el proceso de forma anticipada.

Por ejemplo, Liu Zhongwu, cantero que trabaja en el sur de China, dejó de tomar sus medicamentos contra la tuberculosis (TB) en el 2007, en medio de un tratamiento estándar de seis meses porque era demasiado costoso.

"A pesar que una o dos medicinas eran gratis, tuve que pagar 500 yuanes (73 dólares) al mes por otros medicamentos (para reducir los efectos secundarios) y los efectos secundarios eran malos, sufrí de terribles dolores gástricos y tuve que dejar de trabajar, no tenía energía para caminar", asegura Liu.

Exactamente este tipo de conducta es la que expertos de salud están intentando detener porque si la bacteria de TB no ha sido eliminada por completo, puede mutar, aparecer nuevamente tiempo después y volverse resistente al pequeño arsenal de medicamentos que puede combatir la enfermedad.

Actualmente China tiene 4,5 millones de casos y cada año 1,4 millones de personas se enferman de tuberculosis. En el 2008 la enfermedad causó la muerte de 160.000 personas en China, de acuerdo a la Organización Mundial de Salud.

Ese mismo año provocó la muerte de 1,8 millones de personas a nivel mundial. En otras palabras, una persona cada 20 segundos. Y no sólo afecta a países pobres, sino que también ha estado presente en Occidente, donde volvió a aparecer debido al sida, que debilita el sistema inmune de las personas.

CEPA RESISTENTE A LOS MEDICAMENTOS

La enfermedad también afecta al favorable presupuesto chino debido a la alta incidencia de personas que presentan la cepa resistente, que es mucho más difícil y costosa de tratar.

En tales casos los pacientes deben tomar medicamentos por hasta dos años y en las peores situaciones de tuberculosis, para los cuales no hay cura, causa la muerte de uno de cada dos pacientes.

"Si hay más casos resistentes a medicamentos, el costo del tratamiento de TB aumentará por mucho, eso es seguro. Con la resistencia a medicamentos, no podemos utilizar los fármacos de primera línea y otros medicamentos cuestan mucho más", explicó Lin Yan, director de una organización relacionada sin fines de lucro.

"Cuando estos pacientes infectan a otros, los otros se volverán resistentes a TB. Eso aumenta el costo de tratar a esa persona y aumenta el riesgo de que no se recupere", agregó Lin, quien preside la oficina en China de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades al Pulmón.

Mientras que el costo de tratar a una persona con tuberculosis en China asciende a 1.000 yuanes, el tratamiento de alguien infectado con la cepa resistente a los fármacos va de los 100.000 a 300.000 yuanes por persona, señaló Zhong Qiu, del comité consultivo de expertos sobre tuberculosis de China.

China es el segundo país con mayor número de casos de infectados, según cifras del 2007 que indican que ese año registró 122.000 casos resistentes a TB, frente a los 131.000 de India.

Por su parte Rusia alcanzó 43.000 casos, mientras que Sudáfrica llegó a 16.000 y Bangladesh a 15.000.

China gastó 225 millones de dólares en tratamientos para la TB en el 2008, desde los 98 millones que gastó en el 2002, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estas cifras no incorporan las sumas pagadas de forma particular por los pacientes, que normalmente son entre un 47 y un 62 por ciento de los cuentas hospitalarias.

En el 2000 la cepa de TB resistente a fármacos representó un 27,8 por ciento de todos los casos de tuberculosis en China, frente a un 5 por ciento de países desarrollados.

ESTIGMA

Existen muchas razones para el problema de la variable resistente a medicamentos en China.

Los pacientes dejan de tomar los medicamentos cuando se sienten mejor, tal vez después de un mes. Algunos no tienen dinero para comprarlos si es que el tratamiento no es gratis y ni siquiera saben que se trata de una enfermedad seria, explicó Lin.

Incluso algunos temen tanto al estigma social que no van al doctor y simplemente compran medicamentos que pueden adquirir sin receta médica.

La tuberculosis afecta mayoritariamente a personas pobres, que generalmente viven en lugares en donde no tienen acceso a asistencia médica.

Muchos pacientes no sólo deben pagar por el tratamiento, sino que también por transporte y cualquier enfermedad crónica y de largo aliento puede llevar a la bancarrota a familias completas.

Científicos chinos están trabajando en un nuevo tipo de fármacos para TB basados en una antigua medicina llamada clofazimine y que en el pasado fue utilizada para tratar la lepra, comentó Ann Ginsberg, director médico de TB Alliance, agrupación científica sin fines de lucro con base en Estados Unidos.