Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

El partido decidirá el destino del primer ministro norirlandés

Reuters ·11/01/2010 - 11:57h

El partido del primer ministro de Irlanda del Norte, Peter Robinson, decidirá el lunes si le respaldará después de unas revelaciones sobre las finanzas de su familia que amenazaron el sistema de poder compartido de la provincia.

Un programa de televisión de la BBC planteó por qué Robinson no contó a las autoridades que su esposa, también parlamentaria, no declaró 50.000 libras (unos 54.000 euros) recibidas de dos personas y las usó para ayudar a abrir un negocio a un hombre con el que mantenía una relación.

Las peticiones de dimisión del líder pro-británico aumentaron el domingo, cuando el ex líder del Ejecutivo de la provincia, David Trimble, dijo que esperaba su dimisión para dentro de unos días.

El Partido Unionista Democrático (PUD) hará una declaración sobre él el lunes tras una reunión de los líderes de la formación.

Varios responsables del partido han reafirmado su apoyo al primer ministro, que comparte poder con los antiguos enemigos nacionalistas del Sinn Fein, aliado político del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

"El partido apoya a Peter incondicionalmente", dijo la ministra de Empresas, Arlene Foster, a la radio de la BBC.

Sin embargo, los diarios citaron a otras fuentes del partido diciendo que Robinson podría ser obligado a dimitir en unos días.

El secretario de Estado británico para Irlanda del Norte dijo que tendría que convocar una votación si Robinson dimitía y el Ejecutivo que comparte el poder no se pone de acuerdo sobre un sustituto en el plazo de una semana.

Citando fuentes del partido, la BBC dijo que Iris Robinson, que la semana pasada afirmó que trató de suicidarse después de haber comenzado una relación extramatrimonial con el hombre que entonces tenía 19 años, adelantaría su salida del parlamento y se iría esta semana.

En un clima de violencia creciente, la cooperación entre el PUD y el Sinn Fein está muy tirante por una disputa sobre cuándo Belfast asumirá transferencias de vigilancia y justicia desde Londres.

"En cualquier caso tenemos una crisis política, no necesitábamos que esto se interpusiera", dijo Gerry Kelly, portavoz del Sinn Fein para asuntos de vigilancia y justicia.

El Sinn Fein ha propuesto una moción en la Asamblea de Irlanda del norte para pedir que Robinson explique sus acciones.

Robinson dijo la semana pasada que no había hecho nada malo e intentó defender su postura en público.

El PUD aseguró el lunes que Iris Robinson estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico adecuado.