Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

Rojo defiende los encuentros que permiten disfrutar de la situación actual

EFE ·11/01/2010 - 12:29h

EFE - El presidente del Senado, Javier Rojo, pronunció la conferencia "El cambio político en Euskadi" en el desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Andalucía, organizado en Sevilla por Nueva Economía Fórum.

El presidente del Senado, Javier Rojo, ha defendido hoy los encuentros del lehendakari, Patxi López, y su antecesor, Juan José Ibarretxe, con la ilegalizada Batasuna porque "hicimos lo que teníamos que hacer, la sociedad lo entendió y de aquello viene la situación que hoy estamos disfrutando".

Rojo ha pronunciado hoy en Sevilla una conferencia sobre "El cambio político en Euskadi" dentro del Foro Nueva Economía y, en el coloquio posterior, ha dicho respecto a los encuentros con Batasuna que "algo de positivo hicimos cuando la sociedad lo entendió", por lo que ha calificado de "injustas las descalificaciones que tuvimos que aguantar".

A su juicio, los encuentros con Batasuna fueron "un gesto para incorporar a la vida democrática" a una parte de ciudadanos a los que la propia sociedad "reconoce que están en los límites", pero a los que había que atraer para que contribuyesen a "soltar las cadenas".

"Defiendo lo que se hizo porque de aquello viene la situación de la que hoy estamos disfrutando y no se podrá decir nunca que no hubo generosidad frente a los que no han entendido nunca absolutamente nada", que son "estos señores que hoy están en la cárcel sin que nadie se ponga a la puerta a reclamar que salgan".

Ha asegurado también que el pacto en Euskadi no está en peligro porque "PSOE y PP sabemos que detrás de nosotros no puede haber un fracaso y que volvamos a la oscuridad".

"Luego los ciudadanos resolverán con sus votos, pero estoy convencido de que las cosas no volverán a ser como fueron porque ahora hay un camino hecho y habrán caído muchos telones", ha añadido.

Rojo ha afirmado que ciertas fuerzas "están empezando a entender que no hay otro camino" y por ello les ha pedido que "tengan el coraje de decirles a los terroristas que se vayan de aquí y dejen hacer política a los demás".

En su conferencia, Rojo ha relatado la falta de libertad y el miedo que se ha vivido en el País Vasco, donde "desde la Guerra Civil nos ha faltado libertad, tres generaciones de vascos tenemos una percepción distinta a la del resto de los españoles y de los europeos que desde 1945 viven en libertad".

Pero "hay una sensación más dura e insoportable" que el miedo, y es "el hecho de que algunos lo atribuyan a una sensación meramente subjetiva o un ansia de teatralización", ha añadido.

En la nueva situación, ha agradecido "la responsabilidad del PP", sin cuyo apoyo hubiese sido imposible un proyecto "que representa un aldabonazo a la resignación y al dogmatismo".

Rojo ha abogado además por un "gran pacto social y político suficiente" de los nacionalistas y autonomistas para "garantizar la estabilidad institucional de nuestra comunidad" y para estar "orgullosos de sentirnos ciudadanos vascos, pero igual de importante es que el resto de España sienta orgullo de Euskadi".

El conferenciante fue introducido por la presidenta del parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, quien destacó de Rojo su "constante empeño en buscar caminos de encuentro" y de "ahondar en lo que nos une" y que provocó la anécdota de la jornada al fijar su edad en once años menos de los reales, lo que el presidente del Senado agradeció con humor al comienzo de su conferencia.