Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

La Tate adquiere grabados de William Blake encontrados entre libros viejos

EFE ·11/01/2010 - 12:14h

EFE - Una de las ocho láminas de William Blake (1757-1827), uno de los artistas más polifacéticos y singulares del Reino Unido, que la galería Tate ha adquirido y que alguien encontró en una caja entre libros de segunda mano. Los grabados, perfectamente conservados, muestras imágenes de figuras humanas consumidas por las llamas, hundiéndose en aguas oscuras o haciendo extrañas contorsiones, presas de la angustia.

La galería Tate ha adquirido una serie de ocho láminas de uno de los artistas más polifacéticos y singulares de este país, William Blake (1757-1827), que alguien encontró en una caja entre libros de segunda mano.

Los grabados, de color denso y rico, y perfectamente conservados, muestras imágenes de figuras humanas consumidas por las llamas, hundiéndose en aguas oscuras o haciendo extrañas contorsiones, presas de la angustia.

Los heredó la viuda de Blake, Catalina, quien había trabajado en ellos como ayudante del artista, al morir en 1827, y, según una nota en el dorso de los grabados, los donó a un tal Frederick Tatham.

Las láminas estuvieron dos siglos desaparecidas hasta que un bibliófilo las compró en una venta de libros en Londres en 1978 y el año pasado las ofreció a la Tate.

Con ayuda de sus socios, sus patronos, del público y del Art Fund (organización no gubernamental de apoyo a las artes), la Tate ha logrado recaudar 441.000 libras (481.100 euros) para adquirirlos para su colección de arte británico.

Los grabados, impresos manualmente y terminados a la pluma y coloreados, los hizo Blake de forma individual aunque los basó en imágenes de anteriores libros suyos en los que plasmó su universo profético y visionario.

Así, seis de ellos proceden del Primer Libro de Urizen, uno, del poema mitológico El libro de Thel, y otro de su famosa obra "Las Bodas del Cielo y el Infierno".

"Son grabados singulares porque van acompañados de comentarios muy poderosos del propio Blake. Así, una de las figuras envueltas en llamas lleva las palabras: 'Busqué el placer y sólo encontré un dolor inexpresable'. Eso lo dice todo", comenta Alison Smith, experta de la Tate que ha trabajado en las láminas.

Por su parte, Stephen Duechar, director del Art Fund, comentó que esas láminas "ponen de relieve la gran destreza técnica de William Blake además de su legendario poder de imaginación".

Las láminas se expondrán en la galería Tate Britain el próximo mes de julio y en noviembre del próximo año viajarán al museo estatal Pushkin, de Moscú.