Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

"La poligamia es una es una forma de unidad familiar"

Guillermina Mekuy, escritora. Directora de Museos y Bibliotecas de Guinea Ecuatorial, su misión es proteger y difundir el castellano

LUIS DÍEZ ·11/01/2010 - 08:00h

La escritora guineana Guillermina Mekuy. Arturo Bibang

Una década después de que los estadounidenses pincharan la cuba de petróleo en Guinea Ecuatorial, llega el interés cultural a la ex colonia española. La responsable de impulsarlo es Guillermina Mekuy, nacida en 1982. Tras estudiar Derecho y Políticas en la Universidad Autónoma de Madrid y publicar dos novelas El llanto de la perra (Plaza & Janés) y Las tres vírgenes de Santo Tomas (Suma de Letras), regresó a su país con 25 años como directora de Museos y Bibliotecas. Puso en marcha la Biblioteca Nacional en Malabo con el objetivo de convertirla en centro de referencia cultural del único país africano de habla hispana.

"En Guinea Ecuatorial no hay ningún niño que no esté escolarizado"

¿Cuáles son sus proyectos?

Estamos haciendo una red de bibliotecas, así como varios museos y centros culturales. También promovemos una cadena de librerías que hacen préstamos a los jóvenes lectores y estudiantes. Apoyamos el cine; muchos jóvenes están haciendo sus cortometrajes y, por mi parte, realizo un programa en televisión dirigido a la educación de las niñas y a fomentar la lectura.

¿Sigue escribiendo?

"Mi país avanza en el ámbito cultural, educativo y en derechos humanos"

Estoy con la tercera novela, en la que abordo el tema de la poligamia, una riqueza cultural que me obliga a meterme en la piel de mi país. Es un aprendizaje con tolerancia. La poligamia ha de entenderse como una forma de unidad familiar para que los niños y las familias se mantengan. Esa es la parte que estoy abordando.

Guinea Ecuatorial es un país católico y la Iglesia condena la poligamia.

No sé si hay alguna condena reciente, pero el país vive la poligamia como una cultura propia; aunque hayamos sido colonizados, el país mantiene su propia cultura y me gustaría reforzar el conocimiento de nuestras tradiciones, orígenes y lengua materna. Hay gente que se casa en la iglesia y hay gente que se casa de forma tradicional y vive la poligamia; aún así, todos vamos a la iglesia y tenemos el mismo Dios.

¿Teodoro Obiang ha leído sus novelas?

No sólo las ha leído sino que me apoya, respalda la cultura. En la Biblioteca Nacional ya tenemos toda una colección de lo que se ha escrito sobre Guinea Ecuatorial por los autores que viven dentro y los que están fuera. Cualquier autor ecuatoguineano está en la Biblioteca Nacional. Ese ha sido un encargo especial del jefe del Estado. Se han buscado y se han comprado todos los libros sobre Guinea Ecuatorial y de los autores ecuatoguineanos.

¿Los ingresos del petróleo están facilitando el acceso de la gente a la cultura?

Desconozco en este momento el porcentaje de alfabetización, pero no hay ningún niño que no esté escolarizado. Recorrí las provincias y vi que todos los niños asisten al colegio. No hay ningún niño en la calle. La enseñanza es obligatoria. Hay que visitar el país para conocer los avances. Se están dando becas para ayudar a la gente joven, también se está creando una editorial y se ha convocado un concurso literario cuyo premio será una beca para estudiar en EEUU.

¿Y el principal problema de la vulneración de los derechos humanos?

Se ha puesto un cliché y se critica, pero los países avanzan a su ritmo. Guinea va hacia delante en el ámbito cultural, educativo y en materia de derechos humanos. No es que vaya lento, cada sociedad funciona de una manera y, aunque hay aspectos negativos, mi objetivo es que la gente conozca la parte positiva del país, que va hacia delante, se mantiene en paz a diferencia de lo que ocurre en otros países africanos, hay libertad para entrar y salir, la mujer tiene identidad y protagonismo en la vida pública, hay libertad de elección, de matrimonio... Y numerosos españoles y otros europeos trabajan y viven felices allí.