Archivo de Público
Lunes, 11 de Enero de 2010

ETA intenta montar zulos en Portugal ante el acoso francés

Dos terroristas detenidos tras ser interceptada una furgoneta con explosivos y armas en un pueblo fronterizo de Zamora

 

PEDRO ÁGUEDA ·11/01/2010 - 08:00h

EFE - Agentes examinan la furgoneta interceptada el sábado.

La Guardia Civil sospecha que los explosivos y el material que iban a bordo de la furgoneta interceptada en la noche del sábado en Bermillo de Sayago (Zamora) iban a ser almacenados en una red de zulos que ETA intenta desplegar en Portugal ante el acoso policial en el sur de Francia.

Fuentes de la lucha antiterrorista subrayaron que esta práctica no es nueva en la estrategia etarra, ya que en el pasado recurrió también a esconder explosivos en el país luso o alquilar vehículos utilizados luego en atentados, si bien ahora cobraría especial importancia después de la desarticulación de la red de zulos el pasado verano en diferentes puntos del sur de Francia.

Los etarras lograron huir por la frontera lusa, pero fueron detenidos

La furgoneta, de la marca Iveco, había sido alquilada hace unos días en el norte de Francia. Portaba alrededor de diez kilos de pentrita, bidones para enterrar el material en los zulos, material para fabricar explosivos, una pistola, un revólver, un arma larga, placas de matrícula francesas sin troquelar, así como diversa documentación, según la nota difundida ayer por el Ministerio del Interior. La pentrita es un componente que emplea la banda para imprimir mayor potencia a sus artefactos.

Primer gran golpe de 2010

La colaboración de Francia y Portugal con España permitió en las últimas horas la detención de cuatro terroristas (dos en cada país), lo que constituye el primer golpe policial a la banda en 2010 y el primero tras la alerta que lanzó el 28 de diciembre el ministro del Interior. Alfredo Pérez Rubalcaba avisó aquel día de que ETA estaba preparando una "acción espectacular", particularmente un secuestro, coincidiendo con la presidencia española de la UE.

El vehículo llevaba bidones listos para ser enterrados con explosivos y armas

La operación más importante del fin de semana se produjo a las 21.20 horas del sábado, cuando una patrulla de la Guardia Civil dio el alto a una furgoneta en un control rutinario en Bermilllo de Sayago, al paso de la carretera CL-527 por el casco urbano. Cuando los agentes iban a inspeccionar el maletero de la furgoneta para ver qué llevaba en su interior, el conductor aprovechó para escapar en el coche del Instituto armado, que tenía las llaves puestas, cruzando la frontera a la altura de Bemposta, en dirección a Portugal.

Los agentes de la Guardia Civil montaron un dispositivo de búsqueda en el que acabaron introduciéndose en Portugal. A las 22.40 horas, miembros de la Guardia Nacional Republicana (GNR) lusa localizaron en Torre de Moncorvo (Portugal) el vehículo del Instituto armado y detuvieron a su único ocupante, Garikoitz García Arrieta.

Un Astra como lanzadera

A Interior no le consta que la banda se haya asentado en el país vecino

Posteriormente, la GNR identificó a la etarra Iratxe Yáñez cerca de Vila Nova de Foz (Portugal), que viajaba con documentación falsa en un Opel Astra con matrícula francesa que presuntamente hacía la labor de lanzadera, es decir, un vehículo que abre paso a la furgoneta a la que se informa de las incidencias que puedan desarrollarse a lo largo del viaje.

En este segundo vehículo se intervino documentación (seis DNI, un pasaporte, papeles franceses), un portátil, una cámara de fotos y dinero en efectivo. Yáñez figuraba en la lista de etarras más buscados desde el verano de 2009, cuando se la vinculó con los atentados de Burgos y Mallorca.

Tras descubrirse que dentro de la furgoneta se escondían explosivos, se ordenó el de-salojo de los edificios colindantes. También se dio aviso a los Tedax por si se trataba de un vehículo trampa que estuviera listo para estallar. No fue así.

En la tarde de ayer, la Guardia Civil procedió en Vitoria al registro de un domicilio relacionado con uno de los dos apresados, informa Efe.

La detención de los dos terroristas ha reabierto las sospechas sobre la posibilidad de que ETA pudiese tener infraestructura en el país vecino. En los últimos años, la banda ha usado Portugal para robar o alquilar coches con los que posteriormente intentó o llevó a cabo acciones en España.

Aunque desde Interior se asegura que no hay datos que corroboren este supuesto, hay precedentes del uso del territorio portugués por parte de ETA. En agosto de 2007 una furgoneta-bomba explosionó frente a la casa cuartel de la Guardia Civil de Durango (Vizcaya). Dos agentes resultaron heridos. Los terroristas huyeron con un coche que había sido alquilado en El Algarve portugués, una zona de gran afluencia turística.

Esto pareció confirmar que ETA podría tener algún tipo de infraestructura en el país vecino. Dos meses antes, la banda había abandonado en Ayamonte (Huelva), a dos kilómetros de la frontera, un coche con explosivos que había sido alquilado en Portugal.

Órdenes de Txeroki

Tras la desarticulación del comando Vizcaya en julio de 2008, su cabecilla, Arkaitz Goikoetxea, confesó a la Guardia Civil que una de las primeras órdenes que les transmitió el entonces jefe de los comandos, Garikoitz Azpiazu, Txeroki, fue crear una infraestructura estable en Portugal.

En la casa de Bilbao en la que fue detenido Goikoetxea la Guardia Civil se incautó de planos y mapas de Lisboa y Huelva. Ayer Rubalcaba, preguntado a este respecto, reiteró que su departamento no tiene datos concretos de una posible infraestructura de la banda en Portugal y se limitó a decir que su incursión en ese país fue fruto de la huida.