Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Una Operación Retorno de Navidad sin problemas, pese al temporal de frío polar

EFE ·10/01/2010 - 17:06h

EFE - Un autómovil circula por una carretera cubierta de nieve transformada en hielo en Vitoria, donde los termómetros llegaron anoche a diez grados bajo cero.

La Operación Retorno de las vacaciones de Navidad se está produciendo de forma escalonada y la mayoría de los conductores ya han regresado a su destino, en un día en el que la nieve y el frío han afectado, sobre todo, a Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid.

En rueda de prensa tras reunirse el Comité de Coordinación del Plan de Vialidad Invernal, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha aconsejado precaución y no coger el vehículo, debido a la lluvia y la nieve en Madrid y en ambas Castillas, así como el hielo en el resto del país.

Ha añadido que la Operación Retorno se está desarrollando con normalidad y "queda muy poca gente por entrar (en las grandes ciudades)".

Durante la reunión del Comité Estatal de Coordinación del Plan de Vialidad Invernal, se ha efectuado el análisis y el seguimiento de las situaciones que afectan la vialidad en la red de carreteras del Estado y se ha reforzado la coordinación de las medidas a adoptar ante el temporal, con especial incidencia en la A-3 (Valencia), la A-4 (Andalucía) y la A-5 (Extremadura).

En varias comunidades autónomas ha habido cortes de carretera puntuales y algunas restricciones preventivas a la circulación; la nieve y el hielo también ha tenido repercusión en el funcionamiento de los trenes que se han visto obligados a reducir su velocidad y, en algún caso, a parar, y en los aeropuertos el impacto ha sido "mínimo", según el Ministerio del Interior.

Precisamente, el aeropuerto de Albacete, que estaba cerrado a primera hora de la mañana por la ola de frío, abrió al mediodía, aunque el cierre no afectó a ningún vuelo, ya que había programadas sólo dos rutas por la tarde.

Respecto al estado de las carreteras, la Dirección General de Tráfico informa en su web de que dos tramos de carreteras de la red principal todavía siguen cortados: la N-232, a la altura de Monroyo (Teruel), y la N-330 en las inmediaciones de la localidad zaragozana de Paniza.

Están cerrados, además, los puertos de la red nacional de San Glorio (Cantabria), Torre Miró (Castellón) y Sant Just y El Esquinazo (Teruel).

Según Tráfico, la circulación está restringida a los camiones y es obligatorio el uso de cadenas para el resto de los vehículos en la N-330 en Requena (Valencia); en la N-211 en Monreal del Campo y en la N-232 en Alcañiz, ambos en Teruel.

La N-420 en Perales de Alfambra (Teruel) y la A-23 en Jérica (Castellón) también están vetadas a los vehículos pesados.

A su vez, hay que colocar cadenas en la N-310 en Villarobledo (Albacete) y en la A-23 en Cariñena (Zaragoza).

Para hoy y mañana, la Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior ha alertado por nieve y temperaturas bajas, que afectarán en general a todo el país, especialmente a Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

El aviso por nieve se extiende a Extremadura, Comunidad Valenciana y Murcia.

A partir de esta noche y a lo largo de la madrugada del lunes, en Madrid la nieve podrá acumular hasta quince centímetros en las zonas sur y Vegas; en el área metropolitana y del Henares, la nieve podrá acumular cuatro centímetros y hasta cinco centímetros en la sierra.

Las bajas temperaturas, que podrán alcanzar los menos doce grados, afectarán sobre todo a Cantabria, Asturias, Castilla y León, Madrid, Aragón, La Rioja, Navarra, Castilla-La Mancha, Cataluña y País Vasco.