Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

La selección de Togo regresa a su país tras el ataque

Reuters ·10/01/2010 - 16:01h

La selección nacional de fútbol de Togo regresará a su país y no competirá en la Copa de África, después de que un grupo matara a tres personas al atacar el autobús del equipo en su paso por Angola.

La emboscada del viernes muestra la facilidad con la que los insurgentes pueden acaparar titulares en todo el mundo mediante ataques a objetivos sencillos, incrementando así las dudas sobre la seguridad de cara al Mundial de Sudáfrica de junio.

No obstante, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, desestimó cualquier comparación por el estilo.

Tras la conmoción inicial, los jugadores, el técnico y las autoridades de Togo dijeron que el equipo participaría en la Copa de África que comienza el domingo, aunque después el primer ministro del país ordenó al equipo volver a casa y envió un avión a buscarlos.

"Los jugadores nos reunimos ayer (sábado) y nos dijimos a nosotros mismos que éramos jugadores de fútbol y decidimos hacer algo bueno para nuestro país jugando para rendir homenaje a los que han muerto", manifestó Adebayor.

"Desgraciadamente, el líder del Gobierno y las autoridades del país han tomado una decisión diferente, por lo que volvemos a casa", añadió el delantero del Manchester City.

Por su parte, el centrocampista Thomas Dossevi declaró a Reuters: "Estamos volviendo a casa, estamos obligados a hacerlo, el Gobierno quiere que lo hagamos. Si se van a jugar partidos en Cabinda, habrá más problemas allí. Tememos por otros equipos".

Togo tenía programado debutar en la competición el lunes frente a Ghana.

El jefe de prensa del equipo, Stanislas Ocloo, y el segundo entrenador, Amalete Abalo, fueron asesinados junto al conductor del autobús.

Otras siete personas resultaron heridas, incluido el portero suplente Kodjovi Obilale, que se encuentra estable tras ser operado en Sudáfrica.

TORNEO ENSOMBRECIDO

Angola ha invertido 1.000 millones de dólares (casi 700 millones de euros) en la construcción de estadios, carreteras, y hoteles para organizar la competición, que reúne a los mejores equipos de fútbol de África. El torneo, que finalizará el 31 de enero, se retransmitirá para todo el mundo.

La Copa de África comenzará el domingo con fuegos artificiales en el estadio de Luanda, donde el equipo local se enfrentará a Mali.

Sin embargo, el ataque de grupos rebeldes ha ensombrecido una competición que debía demostrar el avance de Angola tras 27 años de guerra civil, que finalizaron en 2002.

Cabinda, el escenario de los ataques del grupo FLEC (Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda), registra la mitad de la producción de petróleo del país.

El ataque contra la selección de Togo fue el segundo contra un equipo deportivo en tan sólo un año. En marzo, seis policías y un conductor murieron cuando varios hombres armados atacaron un autobús que trasladaba al combinado de criquet de Sri Lanka hacia Pakistán.

Pese a la confianza de Sudáfrica, los analistas de seguridad dijeron que los participantes involucrados en la Copa del Mundo de junio no ignorarán el ataque de Angola y querrán revisar las medidas que se aplicarán en el torneo.

Sudáfrica será la primera nación africana que organizará el torneo de fútbol más importante del mundo.