Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Italia no "tolerará" más situaciones como la de Rosarno

Reuters ·10/01/2010 - 12:16h

El Gobierno italiano no va a tolerar más situaciones como la de Rosarno, donde el deterioro de la situación de la comunidad de inmigrantes extracomunitarios provocó graves incidentes los días pasados, después de varios años en los que las autoridades territoriales y las asociaciones no han hecho nada.

Así lo ha asegurado el ministro de Interior Roberto Maroni, anunciando el inicio del derribo de los suburbios de Rosarno, después de que el sábado cientos de inmigrantes se hayan ido voluntariamente o hayan sido trasladados a un centro de acogida en Crotonese.

"Creo que (en el caso de Rosarno) hay muchos responsables, también quien no ha intervenido para evitar el deterioro y quien ha sacado el máximo provecho durante años de estos ciudadanos extracomunitarios", dijo Maroni en una entrevista concedida a SkyTg24.

"Hay responsabilidades difusas que no queremos tolerar más", ha explicado el responsable del Virminale, que ha hablado de una "situación realmente difícil".

"Hoy comienza la demolición de los barracones", ha apuntado Maroni.

El jueves cientos de inmigrantes de Rosarno, que trabajaban en la recolecta de frutas y hortalizas y vivían en barracones fuera de los centros habilitados destruyeron los coches aparcados y prendieron fuego a las casetas, en protesta por la agresión sufrida por dos de ellos.

Ayer, un inmigrante resultó herido por disparos de fusil en la región de Gioia Tauro, mientras cientos de extracomunitarios han salido de Rosarno o han sido enviados a un centro de acogida en Crotonese, después de dos días de protestas violentas con la policía y los habitantes, durante las cuales más de 35 personas han resultado heridas.