Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Los croatas comienzan a votar para elegir a un nuevo presidente

Reuters ·10/01/2010 - 10:17h

Los croatas votaban el domingo para elegir a un nuevo presidente en unas elecciones en las que el favorito es el candidato de la oposición, quien ha prometido apoyar las reformas del Gobierno y su campaña contra la corrupción.

El socialdemócrata Ivo Josipovic, de 52 años, profesor de derecho y compositor, se impuso de forma convincente a 11 candidatos en la primera rueda del 27 de diciembre. Desde entonces, ha conservado una sólida ventaja en los sondeos de opinión frente al alcalde de Zagreb, el disidente Milan Bandic.

Ambos apoyan el objetivo de Croacia de completar este año las negociaciones de ingreso en la Unión Europea, para unirse al bloque en 2011 ó 2012. La lucha contra la corrupción es un requisito que Zagreb debe cumplir, así como reformar su sistema judicial y administración pública.

El último sondeo publicado daba a Josipovic entre un 52 a un 55 por ciento de respaldo, frente al 45 por ciento en favor de Bandic, pero el alcalde de Zagreb, quien compite como independiente, se ha negado a tirar la toalla.

"La batalla final es el domingo y yo espero ganar", dijo el viernes Bandic

Los centros electorales cerrarán a las 18:00 GMT y los sondeos a pie de urna se conocerán inmediatamente después, aunque no se esperan resultados oficiales hasta cinco horas más tarde.

Bandic realizó una última ofensiva al conseguir el respaldo de la poderosa Iglesia católica y de muchos veteranos de guerra, y su imagen de autodidacta cercano al pueblo contrasta con la de Josipovic, un jurista relativamente acomodado.

También ha jugado con los temores de un "regreso al comunismo" bajo el mando de Josipovic, un mensaje dirigido a los votantes conservadores, quienes tradicionalmente se han mostrado reacios a apoyar a un candidato izquierdista debido al pasado del país dentro de la comunista Yugoslavia.

Josipovic, un hombre tranquilo cuya plataforma contra la corrupción le valió muchos votos urbanos y liberales, ha acusado a su vez a Bandic de malas prácticas en su administración de Zagreb, aunque no se han presentado cargos judiciales al respecto hasta la fecha.

Bandic, quien fue expulsado de los socialdemócratas por insistir en ser candidato, se enorgullece de la modernización de los servicios públicos de Zagreb y dice que trabajará incluso más si gana la votación.

A pesar del tono de la campaña, muchos croatas dijeron que no les importaba la ideología y que sólo querían una vida mejor, tras los problemas económicos que trajo la crisis en 2009.

"El presidente tiene tan poco poder, todas estas palabras sobre comunistas y patriotas no tienen sentido, especialmente cuando tienes mi edad", dijo Stefanija, una pensionista de 65 años de Zagreb.

"Lo que importa es que sea un hombre decente, que supervise el trabajo del Gobierno y realice propuestas para ayudarnos a vivir mejor", agregó.

El presidente reemplazará al veterano reformista Stjepan Mesic, cuyo segundo mandato de cinco años expira en febrero, y tendrá poderes limitados en política exterior, defensa y los servicios de inteligencia, y ninguno sobre la economía ni las leyes.