Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Urkullu descarta el "polo soberanista" y aboga por un Nuevo Acuerdo Político

EFE ·10/01/2010 - 10:27h

EFE - El presidente del Partido Nacionalista Vasco, Iñigo Urkullu. EFE/Archivo

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha descartado la viabilidad del "polo soberanista" que defienden algunas formaciones nacionalistas vascas y ha asegurado que su partido afronta la nueva década "comprometido con la construcción de la nación Euskadi" y que aboga por un Nuevo Acuerdo Político.

Urkullu ha realizado estas reflexiones en un artículo titulado "Euskadi, una nación en construcción" que hoy publica el diario Deia en su sección de opinión.

En él, el dirigente nacionalista explica las directrices que van a guiar a su formación en los próximos meses y asegura que el "motor" del PNV "está activo" y que su partido va a trabajar por promover la construcción nacional.

Insiste en que el PNV reclama el "reconocimiento y ejercicio" de su identidad nacional, demanda un autogobierno pleno en todas las materias y que Euskadi tenga su propia presencia en Europa y el mundo y cree que es posible lograr estos objetivos a través de un Nuevo Acuerdo Político entre las formaciones políticas sin vetar a nadie

Urkullu critica los "polos" que según dice se han articulado en el panorama político vasco, uno "constitucionalista" -englobado por PSE-EE y el PP.- y otro "soberanista" -con formaciones nacionalistas-, y que según añade tienen una razón de ser de "frente a" y un "claro equilibrio inestable".

Así considera que el "polo constitucionalista" carece de programa gubernamental y tampoco tiene "más programa político que el exhibido" y dice que está "obsesionado por los detalles accesorios sin ocuparse de los problemas reales".

Por otro lado, el polo soberanista es para Urkullu "un proyecto custodiado por la autodenominada izquierda abertzale. Políticamente inviable mientras persista la violencia y con unos planteamientos en el ámbito económico, social o educativo trasnochados o ineficaces".

Ante esta situación, el presidente del PNV ofrece a "ambos 'polos'" la plena disposición de su partido a "construir desde el compromiso con todos los derechos humanos y desde el respeto a la voluntad de la ciudadanía".

"Este es el escenario en el que queremos forjar, consolidar nuestro discurso de liderazgo en el autogobierno del siglo XXI, de la responsabilidad para con Euskadi poniendo en valor un proyecto de País, creyendo desde nuestra raíz nacionalista en la posibilidad de un Nuevo Acuerdo Político", indica Urkullu.

El presidente del PNV asegura que van a ofrecer "nuevas respuestas a los problemas reales que hoy tiene Euskadi" y también dice que la búsqueda de la paz es otra de sus prioridades además de la salida a la crisis y la defensa de los intereses del país.

En este sentido recuerda que el PNV se ha ofrecido a la "actualización de un diagnóstico y relectura de todos los pactos, pronunciamientos y resoluciones habidos desde Ajuria-Enera", sin obtener respuesta, pero ha insistido en que seguirán trabajando por la paz "desde la discreción y lealtad".