Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Uzbekistán celebra la segunda vuelta de las elecciones legislativas

EFE ·10/01/2010 - 08:16h

EFE - Una anciana uzbeka deposita su voto en Tashkent (Uzbekistán). EFE/Archivo

Uzbekistán celebra hoy la segunda vuelta de las elecciones legislativas en las 39 circunscripciones electorales en las que ninguno de los candidatos consiguió más del 50 por ciento de los votos necesarios el pasado 27 de diciembre.

Los dos candidatos con mayor número de votos en cada circunscripción se disputarán los escaños en juego, precisó la Comisión Electoral Central (CEC) de ese país centroasiático.

Más de 15.108.000 ciudadanos de un total de 17.215.700 con derecho a voto participaron en la primera ronda de los comicios a la cámara baja, lo que situó la participación en un 87,8 por ciento en las 135 circunscripciones, informaron desde Tashkent las agencias rusas.

En la primera vuelta, la alianza Movimiento de Empresarios-Partido Democrático Liberal del presidente de Uzbekistán, Islam Karímov, obtuvo 33 escaños.

Le siguen el Partido Democrático "Miliy Tiklanish" (Renacimiento Nacional), con 25; el Partido Democrático Popular, con 22; y el Partido Social-Demócrata "Adolat" (Justicia), con 16.

Además, el Movimiento Ecologista de Uzbekistán, pese a no concurrir en los comicios, recibió automáticamente 15 de los 150 escaños del Oliy Mazhlis, la cámara baja del Parlamento, con el fin de incrementar su papel en la sociedad.

Karímov aseguró el mismo día de las elecciones que éstas habían sido plurales y proclamó que Uzbekistán aspira a convertirse en un Estado democrático y de derecho en línea con los estándares internacionales.

No obstante, en las elecciones concurrieron 506 candidatos, todos oficialistas, y ninguno opositor, ya que estos se encuentran en la cárcel, bajo arresto domiciliario o en el exilio.

Según la Constitución uzbeka, en caso de incapacidad del presidente, sus facultades las debe asumir uno de los diputados del Oliy Mazhlis.

Ante la falta de reformas democráticas, la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR) de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) envió un misión simbólica de 14 observadores, que dentro de dos meses emitirá un informe sobre los comicios.

Uzbekistán fue gobernado con mano dura desde tiempos de la URSS por Karímov y en 2005 el anterior Legislativo unicameral de 250 diputados fue sustituido por un Parlamento bicameral.

La formación del Senado uzbeko, integrado por 100 miembros, se llevará a cabo entre los días 18 y 23 de este mes.

Un total de 16 senadores serán designados por el presidente de entre personalidades reconocidas de la cultura, la ciencia, el empresariado y otros ámbitos de la actividad pública.

Mientras, 84 miembros serán elegidos en proporción de a seis por la república autónoma de Karakalpakstán y cada una de las provincias del país, incluida la capital, Tashkent.

Desde su reelección en 2007, el líder uzbeko ha tendido puentes con Occidente al abolir la pena de muerte y cedido el territorio para el tránsito de cargamento no militar a Afganistán con el fin de volver al redil de las naciones civilizadas.

En respuesta, la Unión Europea levantó las sanciones que le impuso tras la matanza de centenares de civiles en Andiyán (2005): el embargo de armas y la negativa a expedir visados a altos cargos.