Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

El atentado pone bajo la lupa el Mundial 2010

Suráfrica insiste en que la seguridad de la cita de este verano está garantizada

AGENCIAS ·10/01/2010 - 08:00h

AP - La policía angoleña escolta el autobús de Costa de Marfil.

Suráfrica ya ha puesto en marcha la maquinaria mediática para que no le salpique la tragedia de Angola. Danny Jordan, presidente del comité organizador del Mundial 2010, trató este sábado de erradicar los miedos y las dudas que le han surgido al fútbol occidental. "Lo sucedido no tiene ningún impacto en el Mundial. El mundo sabe que cada país tiene la responsabilidad de su propia seguridad. Decir que lo sucedido en Angola afecta a Suráfrica es lo mismo que decir que, cuando una bomba explota en España, se cuestiona la capacidad de Londres para albergar los próximos Juegos Olímpicos". Suráfrica ha invertido 58 millones de euros en seguridad y desplegará 190.000 agentes por todo el país durante el Mundial.

Para Otto Pfister, seleccionador de Togo en Alemania 2006, "Angola no es Suráfrica, pero es un duro golpe para el continente porque dará más combustible a los críticos".Suráfrica, que luchó y sigue luchando contra los problemas de seguridad que amenazan la afluencia de seguidores extranjeros durante el Mundial, ha visto como, inevitablemente, se ha relacionado lo sucedido en Angola con la cita del próximo verano. Kalusha Bwalya, ex jugador y presidente de la Federación de Zambia, reconoció que lo sucedido en Cabinda es un mazazo para África con el Mundial a seis meses vista: "Es realmente preocupante que algo así haya sucedido en los meses previos a la Copa del Mundo".

Mientras, la FIFA, que lamentó profundamente el atentado, pidió un informe a la Confederación Africana de Fútbol sobre lo sucedido. "Es una putada para la imagen de África, pero tampoco hay que olvidar que en Europa sucedió el atentado de Múnich. Nadie está libre de que algo suceda en su país", comenta Del Bosque, que antes del atentado ya había decidido no viajar a Angola para presencia en directo la Copa de África: "No teníamos pensado mandar a nadie para espiar a los equipos africanos de cara al Mundial, pero ahora menos".