Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Sin acceso a 15 millones del Fondo de Inversión Local

Al tener deudas no se puede optar a los fondos del Plan E

B. C. B. ·10/01/2010 - 08:00h

iñaki garcía - Los municipios con deudas, excluidos de la financiación estatal.

Las deudas de los ayuntamientos son la pescadilla que se muerde la cola. El estar en la lista de morosos de la Seguridad Social descarta al municipio a la hora de acceder a todo tipo de subvenciones y planes de ayuda. Sin ir más lejos, el Fondo de Inversión Local, el brazo municipal del Plan E, exigía como requisito estar al corriente de estos pagos.

Barbate, por ejemplo, perdió los casi cuatro millones de euros que le tocaban (y para los que incluso había presentado proyectos) por no haber hecho frente a su deuda histórica con la Administración central. Lo mismo le sucede a Tarifa, Los Barrios, Santa Cruz de la Sierra (Cáceres), Ferez (Albacete), Alburquerque (Badajoz), Orcena (Jaén) y otros muchos municipios hasta sumar al menos 15 millones de euros que se quedaron en las arcas públicas debido a que los ayuntamientos no se pusieron al día.

Precisamente, la posibilidad de quedarse fuera de una transferencia tan jugosa movilizó a muchas corporaciones locales que negociaron contrarreloj un aplazamiento para poder participar del programa estatal. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, asegura que los acuerdos han sido individualizados según las circunstancias de cada ayuntamiento.

Según Castro, algunos han conseguido créditos de las comunidades autónomas o de entidades financieras regionales que les han ayudado a salir del atolladero y presentar un plan de pagos creíble ante la Administración.

El mismo problema se repetirá en la adjudicación de los fondos de Economía Sostenible este año. Por ejemplo, a Tarifa le tocan en esta ocasión casi dos millones de euros (el criterio de reparto es por población) que volverá a perder si no sanea sus finanzas locales.

Por otra parte, el ICO tiene un programa para municipios de más de 75.000 habitantes destinado a ayudar a reestructurar el pasivo en casos justificados y también a financiar los proyectos de inversión.