Archivo de Público
Domingo, 10 de Enero de 2010

Cada día se dan de baja 500 autónomos

Sólo en Ceuta y Melilla aumentaron el número de emprendedores.

ANA REQUENA ·10/01/2010 - 08:00h

El año 2009 ha terminado con 156.851 trabajadores por cuenta propia menos que los que había en 2008, es decir, que cada día del pasado año (sin contar los festivos) se dieron de baja 500 autónomos. El número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) a finales del año pasado queda en 3.162.337 personas, tras descender el 4,7%.

La Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Canarias fueron las comunidades que más bajas registraron, con caídas interanuales que rondan el 6%. Entre las regiones que superan la media en pérdida de emprendedores se encuentran Madrid, Islas Baleares y Murcia, todas con una caída del 5,4% en el RETA, según un informe elaborado por ATA. En valores absolutos, Cataluña, Andalucía, Madrid (11,4%) y la Comunidad Valenciana acapararon el 54,3% del total de las bajas.

Sólo las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla consiguieron aumentar su número de autónomos durante 2009, con una leve subida del 0,6%.

Los sectores más castigados fueron los ligados al consumo y la actividad inmobiliaria, fuertemente golpeados por la crisis. La construcción fue el segmento que más afiliados al RETA perdió durante el año pasado. El comercio fue el otro gran afectado, debido a su dependiencia del consumo. Industria y agricultura también sufrieron caídas importantes en este segmento de trabajadores.

Sectores que resisten

Se han perdido casi 60.000 trabajadores extranjeros por cuenta propia

Sin embargo, hubo sectores que no sólo resistieron sino que incluso consiguieron aumentar sus afiliados, a pesar de que no son ocupaciones con especial tradición entre los autónomos. Es el caso de las actividades profesionales, científicas y técnicas, que creció en 2.459 autónomos, o las actividades sanitarias y servicios centrales, con 1.439 emprendedores más. Educación, información y comunicación, y actividades financieras y de seguros también crecieron.

En el último año se han perdido casi 60.000 trabajadores por cuenta propia extranjeros. Desde julio de 2008, las bajas de autónomos extranjeros no han dejado de crecer, sin duda azuzadas por los problemas de la construcción, que empleaba a miles de ellos antes de que comenzara la crisis.