Archivo de Público
Sábado, 9 de Enero de 2010

El Gobierno de Angola confirma que la Copa de África se jugará según lo previsto

EFE ·09/01/2010 - 17:36h

EFE - Fotografía de archivo con fecha del 19 de junio de 2006 de la selección nacional de Togo antes de su partido del Mundial 2006 contra Suiza en Dortmund, Alemania. Varios de los jugadores han resultado heridos después de que su autobús fuera ametrallado cuando se dirigían hacia Angola para disputar la Copa de África de fútbol, entre ellos el guardameta Kodjovi Obilalé y el defensa Serge Akakpo, mientras que el delantero Emmanuel Adebayor ha salido ileso; el conductor sin embargo ha resultado muerto. El primer partido de la selección togolesa estaba previsto para el lunes próximo en Cabinda, una región petrolera marcada por las luchas de los rebeldes por la independencia. En la imagen (atrás, izda-dcha) Emmanuel Adebayor, Cherif Toure Maman, Kossi Agassa, Dare Nibombe, Massamasso Tchangai (delante, izda-dcha), Kuami Agboh, Mohamed Kader, Richmond Forson, Alaixys Romao, Assimiou Toure y Thomas Dossevi.

El Gobierno de Angola ha confirmado hoy que pese a la retirada de Togo por el ataque que su delegación sufrió ayer en territorio angoleño, y que de momento se ha cobrado dos víctimas mortales, la Copa de África comenzará mañana tal y como estaba previsto.

Así lo ha afirmado hoy a la prensa, en nombre del Ejecutivo, el ministro de Comunicación Social, Manuel Relebais, quien también ha asegurado que la selección de Ghana, que estaba sopesando su retirada del torneo, participará.

Relebais ha condenado con vehemencia el ataque que la guerrilla separatista del Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC) perpetró ayer contra el autobús que transportaba a la delegación de Togo que iba a disputar la Copa de África, al que calificó de acción "innoble".

Al mismo tiempo, Rebeleis garantizó de nuevo la seguridad durante la celebración de la Copa África, un acontecimiento deportivo, dijo, que es una manifestación de amistad entre los pueblos africanos.

Por su parte, el ministro de Juventud y Deporte, Gonzalvez Muandumba, lamentó el incidente y reafirmó, en nombre del Gobierno, que lo sucedido no afecta a la organización, y que el torneo, que empieza mañana, seguirá adelante, informó la agencia local Angola Press.

"Vamos a reforzar y redoblar todo el mecanismo de seguridad del evento por cuanto tenemos todas las condiciones para garantizar el éxito, la tranquilidad y la seguridad de las personas y sus bienes, previsto en los planes de la organización", afirmó.

El también coordinador adjunto de la Comisión Ministerial de Monitorización de la Organización de la Copa de África adelantó que los órganos competentes están trabajando para esclarecer lo sucedido y responsabilizar a los culpables.

Lo ocurrido ayer, añadió, no altera el programa y mañana el campeonato comenzará como estaba previsto.