Archivo de Público
Sábado, 9 de Enero de 2010

Los clubes ingleses quieren el regreso de sus jugadores africanos tras el ataque

EFE ·09/01/2010 - 16:57h

EFE - Fotografía de archivo del 31 de diciembre de 2009 que muestra a los jugadores Emmanuel Adebayor (izda) quien también juega en la liga inglesa en el Manchester City entrena junto a su compañero Serge Akakpo (dcha) que tambien juega como defensa en el FC Vaslui en la liga rumana durante la última sesión de entrenamiento de la selección en Lome, Togo. Serge Akakpo resultó herido cuando el autobús del equipo fue atacado en Angola de camino a la Copa de África. La Confederación Africana de Fútbol (CAF) ha condenado hoy, 9 de enero de 2010, "con la mayor vehemencia posible" el ataque que sufrió ayer en Cabinda, Angola, el autobús en que viajaba la selección de Togo para disputar la Copa de África que comienza mañana.

Los clubes ingleses ha pedido el regreso a Reino Unido de sus jugadores africanos que se encuentran actualmente disputando la Copa de las Naciones de ese país tras el ataque producido contra el autobús en el que viajaba la selección de Togo que se saldó con tres muertos y dos heridos.

El entrenador del Hull City, Phil Brown, ha sido el primero en pedir la vuelta de los jugadores africanos que militan para clubes de la Premier, como es el caso de su centrocampista, el nigeriano Seyi Olofinjana o el delantero Daniel Cousin y que están, ahora, en África para competir en dicho torneo.

La preocupación de las entidades inglesas se produce tras el ataque que sufrió el viernes en Cabinda, Angola, el autobús en el que viajaba la selección de Togo para disputar la Copa de África, en el que el conductor y otras dos personas resultaron muertos y dos jugadores fueron heridos de bala.

En declaraciones que publica hoy "The Sun", Brown afirmó que quería a sus dos hombres "de vuelta a casa".

En el autobús que fue atacado se encontraba también el capitán de la selección togolesa y delantero del Manchester City Emmanuel Adebayor, quién resultó ileso.

El técnico del Aston Villa, Martin O'Neill, expresó su shock ante lo ocurrido y se mostró aliviado de que su centrocampista Moustapha Salifou no se encontrara entre los futbolista heridos.

"El club ha estado en contacto con él y nos ha asegurado que está bien pero está en estado de shock y extremadamente disgustado", comentó el entrenador.