Archivo de Público
Sábado, 9 de Enero de 2010

Administraciones no encuentran planos de la Plaza Mayor de Salamanca antes de 1940

EFE ·09/01/2010 - 13:55h

EFE - Vista general de la Plaza Mayor de Salamanca. EFE/Archivo

Un litigio entre un establecimiento hostelero y la iglesia salmantina a la que se encuentra adosado ha revelado que ni en el Ayuntamiento de Salamanca ni en la Junta de Castilla y León aparecen los planos de la Plaza Mayor de Salamanca anteriores a 1940, solicitados como documentación.

Así se desprende de las respuestas dadas por las dos instituciones a la Administración de Justicia, a las que ha tenido acceso Efe, en una demanda interpuesta por la Iglesia de San Martín contra un bar abierto en la Plaza Mayor salmantina adosado a la parroquia.

Cuando los abogados de la Iglesia de San Martín, un templo románico construido en el siglo XII, reclamaron los planos del ágora de Salamanca, la respuesta por parte de la Concejalía de Urbanismo fue escueta: "examinados los archivos de este Ayuntamiento no aparece la documentación solicitada".

La contestación del Archivo Histórico Provincial, dependiente de la Junta, fue idéntica: "no han sido depositados planos de urbana anteriores al año 1950".

Desde la Iglesia de San Martín se asegura, según recoge en la demanda judicial, que esas respuestas son "inciertas", ya que el propio Ayuntamiento "publicó, regaló y entregó" un plano del siglo XVI de Salamanca donde se veían "infinidad de edificios que hoy no existen".

Además, en 1992 ya se hizo un Plan de Intervención de la Plaza Mayor de Salamanca, redactado por el entonces arquitecto de la Junta Pío García Escudero; y en 2005 se conmemoró el 250 aniversario del ágora, y el alcalde salmantino, Julián Lanzarote, dijo que había que aprovechar esta festividad "para que la Plaza quede como se proyectó".

Los abogados de la Iglesia de San Martín han mostrado su "indignación" ante "tamaña falsedad" y han afirmado que les resulta "inconcebible que desde organismos públicos se puedan cometer tantos desafueros".

El origen de la demanda surgió con la apertura de un bar en la Plaza Mayor de Salamanca, adosado a la Iglesia de San Martín, y que utiliza sus paredes exteriores como parte de la decoración del establecimiento.

Desde la parroquia se considera "inconcebible que se le hayan concedido permisos y autorizaciones oficiales" para poner en marcha el bar y que su construcción "sea bendecida por el Ayuntamiento, su Concejalía de Urbanismo y la comisión de patrimonio encargados de velar por la protección del patrimonio".

Pero no sólo el bar se adosó al templo, sino que se construyó un tejadillo de uralita sobre la ventana de la capilla del sagrario de San Martín, que la propiedad del establecimiento dijo que era para "exhibir y explotar comercialmente" ese elemento patrimonial.

Los abogados de la parroquia argumentan su demanda en que la Iglesia se construyó con anterioridad a la Plaza Mayor y que, según un acuerdo entre los señores del Concejo y Regimiento de la ciudad de Salamanca del 30 de enero de 1732, "entre la iglesia y las nuevas edificaciones deberían mediar unos patinetes (hoy rondín) para salvaguardar el derecho de luces y vistas".

Al final, la sentencia judicial ha determinado que no se puede "construir a tres metros de distancia de la ventana", lo que obligará al bar a dejar un espacio entre el local y la fachada de la Iglesia de San Martín, aunque podrán mantener el tejadillo.