Archivo de Público
Sábado, 9 de Enero de 2010

Un cómico escocés salta del ciberespacio a la televisión

Reuters ·09/01/2010 - 12:19h

Si puedes diseñar un xilófono que envía insultos en Internet, podrías terminar algún día con tu propio espacio de comedia en la BBC, igual que Brian "Limmy" Limond.

Descrito como "el talento más prometedor de la comedia escocesa", "la sensación de Internet" y un "genio malvado", el cómico de Glasgow lanzará el lunes su primera serie de televisión para la BBC, después de arriesgarse a buscar la fama en Internet con una selección de videos, segmentos y bromas.

"Nunca creé mi página web para intentar llegar a algún lado, era sólo para reírse", dijo Limond a Reuters durante una entrevista esta semana.

El viaje desde el monitor de su ordenador a las pantallas de la televisión nacional se parece a una despedida para un hombre que no está libre de controversia y que recientemente publicó una nueva aplicación en su página web que ofrece una respuesta única a la red social Facebook.

"Simplemente me gusta la manera en la que las cosas se desarrollan en Internet, especialmente a la luz de todo este tema de Sachsgate", sostuvo, en referencia a las críticas a las bromas realizadas por la estrella de la BBC Jonathan Ross y el comediante Russell Brand sobre el actor Andrew Sachs de "Fawlty Towers".

"La gente se ofende muy rápido. Empiezo a pensar que no tardará mucho tiempo antes de que empiecen (a censurar) Internet (...) Pero acepto que hay cosas que no puedes decir en televisión", indicó.

El programa de Limond será transmitido por la BBC2 de Escocia a partir del lunes.

Tras crear su página web con cortos animados durante la expansión de la Red, el xilófono que lanza insultos de Limond fue citado por una revista británica y fue seguido más tarde por un video que obtuvo un gran éxito y al que calificó como "una idea estúpida" para entretener a su novia.

"Sólo comencé a publicar cosas en la página y las cosas se dieron", dijo el comediante de 35 años. "Nunca gané dinero por ello", explicó.