Archivo de Público
Sábado, 9 de Enero de 2010

El gobierno francés pide explicaciones por la deslocalización del Clio a Turquía

EFE ·09/01/2010 - 12:20h

EFE - El Gobierno francés ha pedido explicaciones sobre el lugar de fabricación de la próxima generación del Renault Clio, después de que se haya filtrado que el fabricante automovilístico francés pretende la deslocalización completa de ese modelo, que también se fabrica en la planta de Valladolid, a Turquía. EFE/Archivo

El Gobierno francés ha pedido explicaciones sobre el lugar de fabricación de la próxima generación del Renault Clio, después de que se haya filtrado que el fabricante automovilístico francés pretende la deslocalización completa de ese modelo, que también se fabrica en la planta de Valladolid, a Turquía.

El diario "Libération" publicó hoy que el ministro de Industria, Christian Estrosi, ha convocado el próximo miércoles al director general de Renault, Patrick Pelata, en medio de la polémica sobre los planes de la empresa para que el ensamblaje de la cuarta generación del Clio se haga exclusivamente en la factoría turca de Bursa.

Aunque el Ejecutivo no se haya pronunciado por el momento sobre esta cuestión, quien sí lo ha hecho es el portavoz del partido del gobierno UMP, Frédéric Lefebvre, que advirtió que "no es aceptable" que Renault deslocalice ese modelo, que ahora se produce en Bursa, en la fábrica francesa de Flins y en la española de Valladolid.

Lefebvre justificó su posición recordando que el Estado francés y con él los contribuyentes se han rascado el bolsillo "para salvar Renault" en la crisis del último año.

Además de mejorar el paro parcial de los empleados del grupo francés, se otorgaron 3.000 millones de euros de fondos públicos en préstamos a Renault, otros 275 millones para hacer de Flins un centro de excelencia en la producción de vehículos eléctricos, además de los 400 millones que ha costado la prima al desguace en 2009, que ha favorecido a todas las compañías automovilísticas.

El portavoz de la Unión por una Mayoría Popular (UMP) señaló que con esa implicación del Estado francés -que tiene el 15 por ciento de las acciones de Renault- la dirección no puede hacer lo que quiera.

La marca del rombo no ha confirmado las revelaciones de "La Tribune" sobre las intenciones de la dirección de que todos los coches del futuro Clio de cuarta generación se ensamblen en Turquía.

Sí ha explicado que para un coche de 14.000 euros como puede ser el Clio, producirlo en Turquía supone un ahorro del 10 por ciento respecto a Francia, y de los 1.400 euros de diferencia, 250 corresponden a la tasa profesional y 750 a cotizaciones sociales.

La producción del Clio actual se ha desplazado progresivamente a Bursa, de donde en el primer semestre de 2008 salieron 84.644 unidades, frente a las 64.686 de Flins y las 7.966 de Valladolid.

Los sindicatos franceses se quejan de que, en espera de que se concreten los proyectos del vehículo eléctrico, la reducción de la cadencia del Clio supuso el pasado año la pérdida de 400 a 500 empleos en Flins.

El presidente de Renault, Carlos Ghosn, en cualquier caso ha dado garantías sobre el futuro de esta factoría de la región de París, al haberlo elegido para el ensamblaje de uno de sus futuros modelos eléctricos (el Zoe ZE), para fabricar baterías y como centro de reciclaje.

En diciembre, Ghosn subrayó que "el Clio se mantendrá en Flins mientras no sea completo el aumento de cadencia del vehículo eléctrico".