Archivo de Público
Sábado, 9 de Enero de 2010

Adiós al Libro de Familia

El Registro Civil será digital y se consultará por Internet

D. A. ·09/01/2010 - 08:00h

APF - Dos mujeres con uno de los últimos libros de familia.

Se acabaron las peregrinaciones por las ventanillas del Registro Civil: el Gobierno está terminando de digitalizar los historiales de vida de todos los españoles para conformar un único registro electrónico. El proceso, que acabará con documentos físicos como el Libro de Familia, será posible gracias a la nueva Ley de Registro Civil, cuyo anteproyecto aprobó ayer el Consejo de Ministros.

En este momento, según explicó ayer el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, se ha digitalizado ya la práctica totalidad de los historiales hasta 1950 (más de 110.000 libros, con más de 68 millones de páginas). El proceso concluirá a mediados de año y se prevé que la ley empiece a aplicarse en 2012. Entonces, cada individuo tendrá una ficha personal única, donde figurará su historial civil desde su nacimiento.

Reforma del sistema de 1957

Caamaño insistió en que no sólo se trata de "colocar ordenadores y aplicar las nuevas tecnologías al registro tradicional", sino de un cambio profundo del actual sistema. El anteproyecto busca "cambiar de arriba a abajo" el modelo actual, vigente desde 1957.

Pero la nueva ley no sólo evitará las colas y los desplazamientos (se tendrá acceso a través de Internet y desde cualquier oficina del país), sino que también descargará de trabajo a los jueces. El registro pasará a ser un órgano dependiente del Ministerio de Justicia, de manera que, aunque sus actos seguirán sometidos al control de los jueces, serán "funcionarios públicos cualificados" los encargados de los nuevos registros, explicó Caamaño.

De esta manera, los jueces podrán dedicarse en exclusiva a su función constitucional de juzgar y ejecutar lo juzgado. Para ello, el ministro también presentó un anteproyecto de ley orgánica complementario. Esta modificará la Ley Orgánica del Poder Judicial para revisar el artículo sobre las atribuciones de juzgados y tribunales, informa Europa Press.

Un nuevo código personal

A partir de que entre en vigor la nueva Ley de Registro Civil, los españoles recibirán al nacer un Código Personal de Ciudadanía (CPC), correspondiente a una secuencia alfanumérica, que servirá para todos los trámites que el usuario precise realizar con el Registro Civil.

Así, los registros también dejarán de ocuparse de la tramitación de los expedientes matrimoniales, y serán los municipios los encargados de hacerlo. Una vez celebrado el matrimonio, lo pondrán en conocimiento del registro.

También tendrán estas funciones los centros sanitarios y los órganos judiciales, que remitirán la documentación necesaria para inscribir los nacimientos, los divorcios o las defunciones.