Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Los otros cuatro de Copenhague

Sólo se ha filtrado el nombre de uno de los activistas, un profesor italiano

GUILLEM SANS MORA ·08/01/2010 - 22:00h

EFE - Policías escoltan a un activista, durante los enfrentamientos en Christiania.

 Los cuatro ecologistas de Greenpeace fueron liberados el miércoles, pero cuatro más, que se manifestaron durante la Cumbre del Clima de Copenhague del pasado diciembre, permanecen arrestados en una prisión de Dinamarca. El encargado de la investigación de la polícia de Copenhague, Jens Rasmussen, confirmó ayer a Público que uno de los detenidos es el astrofísico italiano Luca Tornatore, cuyo nombre se había filtrado ya a la prensa italiana y por Internet. El investigador no quiso detallar los nombres de los otros tres retenidos.

Tornatore es el portavoz de la red See you in Copenhagen (nos vemos en Copenhague) y es investigador residente del Departamento de Física de la Universidad de Trieste. El centro universitario ha enviado una petición para que sea liberado a la embajada de Dinamarca en Italia.

Además, ha firmado un manifiesto a su favor la astrofísica y escritora Margherita Hack. A Tornatore se le acusa de lanzar un cóctel molotov durante la gran manifestación del 12 de diciembre en el barrio de Christiania. Sus defensores arguyen que la foto en que se basa la acusación no es clara y se confunde a Tornatore con otra persona por el hecho de llevar un sombrero del mismo color. La vista está prevista para el 12 de enero, informa Sandra Buxaderas desde Roma.

La policía danesa está liberando, con cuentagotas, a las más de 2.000 personas detenidas durante la cumbre y retenidas gracias un cambio legal aprobado una semana antes de la reunión y que permitía retener durante 40 días a los apresados.

El pasado lunes, la policía dejó en libertad a la australiana Natasha Verco y al estadounidense Noah Daniel Weiss, detenidos el 16 de diciembre tras una acción en el centro de convenciones donde se desarrolló la cumbre. Ahora están en libertad, pero siguen acusados de perturbación del orden público, daños materiales y violencia contra funcionarios públicos. Tendrán que responder a estas acusaciones en un juicio que se celebrara los días 18 y 19 de marzo. La detención de Verco, activista de la organización Amigos de la Tierra, provocó protestas frente al consulado danés en Sidney.

Se han presentado 159 quejas por las detenciones masivas

Disparos ilegales

La organización Rusk, formada por activistas y estudiantes de Derecho daneses, presentó ayer, por su parte, a la dirección de la policía de Copenhague 159 quejas por las detenciones masivas practicadas en las manifestaciones de los días 12 y 13 de diciembre.

El texto de la queja señala que hubo detenciones y disparos ilegales y que "los detenidos no sabían cuál era el motivo de la detención ni el tiempo que iban a permanecer bajo tutela policial. Se les negó la posibilidad de informar a sus familias sobre su situación, se les denegó el acceso a los aseos, no les dieron agua ni comida y algunos permanecieron en el exterior durante cinco horas bajo un frío intenso". El presidente de Rusk, Marc Jorgensen, sostiene que la actuación de la policía violó la libertad de asociación recogida en la Constitución danesa y en las leyes europeas.

Por otra parte, varios tribunales daneses han declarado ilegales las escuchas de los teléfonos móviles de muchos activistas por parte de la policía durante la cumbre, según informó ayer la radio danesa. La Policía practicó esas escuchas a pesar de que sus propios juristas desaprobaron la medida.