Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Los disidentes del IRA atacan a un policía católico del Ulster

Un agente resulta herido grave al explotar una bomba lapa colocada en su coche

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·08/01/2010 - 20:37h

Los grupos disidentes del IRA han conseguido hoy el objetivo que llevaban meses buscando. Cometer un atentado terrorista antes de que la Policía desbaratara sus planes. Un policía resultó herido grave al estallar una bomba lapa colocada en su coche. El agente se dirigía desde su casa a las 6.30 de la mañana hasta la comisaría de Wood-bourne, en Belfast.

Se sabe que es católico, tiene 33 años y que está recién casado. Es el segundo ataque en los últimos meses contra un agente católico de la nueva fuerza policial del Ulster, formada tras el proceso de paz para integrar en sus filas a las dos comunidades de Irlanda del Norte.

Al igual que en el pasado, tanto el IRA Continuidad como el IRA Auténtico -probables responsables del atentado de hoy- intentan impedir que los católicos se unan a las fuerzas de seguridad. Pero esta vez en el Gobierno al que sirven los policías se encuentra representado el Sinn Fein, el antiguo brazo político del IRA.

"Un acto cobarde contra un hombre comprometido con la libertad"

El viceprimer ministro y dirigente del Sinn Fein, Martin McGuinness, destacó que el agente herido era un miembro activo de su comunidad y que el atentado "no será de utilidad para ninguna causa política". El primer ministro, el unionista Peter Robinson, ha sido más tajante. Destacó que se trata de "un acto cobarde contra un hombre comprometido en la defensa de una sociedad libre".

Los disidentes del IRA llevan tiempo intentando llevar a cabo un atentado espectacular que demuestre que pueden devolver al Ulster a los oscuros años del terrorismo. En noviembre, sólo un fallo técnico les impidió hacer estallar un coche cargado con 180 kilos de explosivo frente a un edificio oficial de Belfast. Era una bomba de dimensiones similares a la que estalló en Omagh en 1998 y mató a 29 personas.

Atentados frustrados

En otras ocasiones, han sido las investigaciones policiales las que han frustrado sus intenciones, a veces gracias a chivatazos procedentes de Irlanda, lo que hace sospechar que el IRA utiliza formas indirectas para frenar a los disidentes.

Los disidentes del IRA no están aún derrotados. Desde finales del año pasado, la Policía teme que hayan podido reorganizar sus filas y abastecerse de armas y explosivos con los que iniciar una campaña de atentados.

Esta semana, el grupo terrorista protestante UDA anunció que han culminado el desarme al que les obligaba los acuerdos de paz. Todas sus armas han sido inutilizadas cinco semanas antes de que se cumpliera el plazo al que se comprometieron.