Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Nadal y Davydenko disputarán la final de Qatar

Reuters ·08/01/2010 - 19:20h

Rafael Nadal, número dos del mundo, se clasificó el viernes para la final del Abierto de Qatar tras ganar en 67 minutos al serbio Viktor Troicki, donde se enfrentará al ruso Nikolay Davydenko que derrotó a Roger Federer.

Nadal derrotó al serbio Viktor Troicki, quinto cabeza de serie, por un cómodo 6-1 y 6-3.

"Es muy importante llegar a la final. Eso demuestra que mi preparación para defender el título en Australia está en el camino correcto", dijo Nadal.

"Tuve el partido controlado desde el principio. Después de los primeros dos juegos mi confianza creció y el servicio y la volea mejoraron", agregó.

Mientras, Davydenko demostró que su victoria sobre el suizo Roger Federer el año pasado no fue casualidad, al derrotar nuevamente al número uno del mundo por 6-4 y 6-4.

Davydenko, tercer preclasificado y quien venció al suizo por primera vez en las semifinales del Torneo de Maestros de Londres en noviembre, repitió la hazaña para avanzar a la final del sábado.

"Le vencí una vez, así que sabía que podía hacerlo otra vez. Entonces pensé ¿por qué no esta vez? Me concentré más en el fondo de la pista y en el saque", dijo en rueda de prensa Davydenko, que ha perdido 12 veces ante Federer.

"En el segundo set se hizo más difícil, ya que los dos estábamos cansados y no podíamos correr rápido. Era una situación difícil, pero la fortuna me favoreció. Creo que mi servicio ha mejorado últimamente", agregó el ruso.

Federer cometió 37 errores no forzados y no tuvo respuesta a muchos de los poderosos golpes cruzados del número seis del mundo.

"Me quito el sombrero con él. No es que jugara muy mal, pero él jugó mejor", dijo Federer.

"Me gusta venir a Doha cada año. Estoy muy emocionado con ir a Australia (el Abierto de este mes), pero necesito algo de descanso antes", agregó.

El tenista ruso indicó que tratará de mantener la concentración en la final.

"Tanto Rafa como yo somos básicamente jugadores de fondo de la cancha. El va a jugar mucho más fuerte y más difícil, así que tendrá que centrarme más en mi juego", dijo el ruso.

"Todo dependerá de cuánto tiempo pueda detenerlo", concluyó.