Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Los líderes de UE instan a trabajar para impulsar el crecimiento

Reuters ·08/01/2010 - 18:25h

Los líderes de la Unión Europea pidieron el viernes a los 27 estados miembros que coordinen su política económica más de cerca para impulsar el crecimiento y asegurar que el bloque salga con fuerza de la crisis financiera.

Los líderes hicieron de la lucha contra el cambio climático una prioridad en las conversaciones que inauguraron la presidencia semestral europea de España, e intentaron disipar las preocupaciones de que el liderazgo de la UE pueda carecer de cohesión mientras implementa cambios bajo el nuevo Tratado de Lisboa.

"Necesitamos más crecimiento económico, ahora y en el futuro", dijo el presidente de la UE Herman Van Rompuy en una conferencia tras una reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, y el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

"Sólo trabajando muy de cerca juntos en todos los niveles seremos capaces de dar resultados y enfrentarnos a desafíos".

Barroso dijo en la conferencia de prensa conjunta: "Tenemos que fortalecer la coordinación. No podemos continuar lo que hemos hecho hasta ahora".

Barroso ha comenzado un segundo mandato de cinco años como jefe del Ejecutivo europeo, y Van Rompuy lleva una semana den su cargo de dos años y medio como el primer presidente del Consejo de líderes europeos, un cargo creado bajo el Tratado de Lisboa.

Zapatero trabajará junto a ellos por seis meses durante la presidencia de España.

Los tres supervisarán los planes para reavivar la economía europea tras la peor recesión en décadas y encabezarán los esfuerzos para mejorar la posición global de la UE, un bloque que representa a casi 500 millones de personas.

PERSPECTIVAS INCIERTAS

La agencia estadística de la Unión Europea confirmó el viernes su estimación de que la eurozona salió de la recesión en el tercer trimestre de 2009, con un crecimiento intertrimestral del 0,4 por ciento tras cinco trimestres consecutivos de caída.

La UE en su conjunto creció un 0,3 por ciento en comparación con el trimestre anterior.

Sin embargo, el desempleo sigue al alza rápidamente, muchos países encaran déficit presupuestarios, y Van Rompuy afirmó esta semana que las previsiones económicas a largo plazo son "inciertas".

Van Rompuy ha pedido un crecimiento anual del 2 por ciento del PIB para mantener el ritmo con el resto del mundo y los líderes de la UE han subrayado de manera creciente la necesidad de alcanzar el crecimiento de poderes emergentes como China.

"La balanza de poder se ha elevado y Europa está ahora más a la defensiva que hace unos pocos años", afirmó Van Rompuy.

Zapatero sugirió el jueves fijar metas económicas para los estados miembros en un plan a diez años para incrementar el crecimiento y la competitividad, y pidió medidas correctivas para aquellos que no las cumplan.

Barroso y Van Rompuy mostraron en principio su apoyo hacia duras medidas para incrementar la recuperación pero dejaron claro que una decisión sobre estos aspectos no se tomaría hasta que fuesen discutidos en el encuentro que se llevará a cabo en Bruselas el próximo 11 de febrero.

España ha propuesto un encuentro con los 16 estados de la zona euro para negociar sobre política, retomando una idea lanzada por Francia. Alemania se opuso a esto en el pasado y Barroso y Van Rompuy no hicieron comentarios sobre la medida.

Los líderes afirmaron que la UE no abandonaría los esfuerzos para alcanzar un acuerdo para combatir los efectos del calentamiento global tras la cumbre de la ONU de Copenhague del mes pasado.

Van Rompuy afirmó que la UE había esperado más de Copenhague pero añadió: "Estamos en el camino correcto".