Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Un tribunal suizo ve ilegal publicar datos de clientes de UBS

Reuters ·08/01/2010 - 17:46h

Un tribunal suizo dictaminó el viernes que el regulador financiero infringió la ley de secreto bancario nacional cuando ordenó al banco UBS entregar los archivos de casi 300 clientes a autoridades de Estados Unidos.

El regulador FINMA había decidido permitir que UBS entregara algunos datos de clientes a funcionarios tributarios de Estados Unidos el 18 de febrero, debilitando las estrictas reglas de secreto bancario en el país en un esfuerzo por poner fin a una dolorosa investigación en su mayor banco y que motivó a los clientes a sacar miles de millones de francos de sus cuentas y retirarse de forma masiva.

"Aunque FINMA estaba en una posición difícil debido a la amenaza de cargos contra UBS AG, no debería haber ordenado en forma unilateral pasar datos fuera del debido proceso de solicitud de ayuda oficial", dijo el Tribunal Administrativo Federal de Suiza.

Andreas Venditti, analista de Zuercher Kantonalbank, dijo que el dictamen brindaba más claridad sobre el papel de FINMA en asuntos de secreto bancario, aunque la decisión aún podía ser cuestionada.

"El daño a UBS ya se ha hecho y tal vez para toda la industria bancaria suiza. Pero este dictamen supone que FINMA no pueda actuar sola en el futuro, ciertamente ayuda", sostuvo.

UBS acordó en febrero pasado pagar 780 millones de dólares y revelar las identidad de algunos clientes después que los investigadores de Estados Unidos le acusaron de ayudar a que algunos estadounidenses que ocultaran su riqueza en cuentas extranjeras para evadir impuestos.

En su momento, el ministro de Finanzas de Suiza, Hans-Rudolf Merz, defendió la medida, diciendo que UBS no tenía más opciones que llegar a un acuerdo para evitar una demanda criminal que podría haber amenazado su existencia y minado a la economía suiza.

La decisión de FINMA fue un preludio de la obediencia del Gobierno suizo ante la presión internacional sobre los paraísos fiscales y del acuerdo para suavizar su apreciadas leyes de secreto bancario en marzo, una ventaja competitiva para los bancos del país alpino.

El tribunal dijo que ahora dependía de los clientes decidir qué medidas tomar.

"Los abogados ahora tienen que examinarlo y decidir si sus clientes derivan demandas a partir de él", dijo una portavoz del tribunal en referencia al dictamen.

UBS declinó hacer comentarios, mientras que FINMA dijo que revisará atentamente la decisión y decidirá si apela.