Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Los hornos a gas natural casi no afectan los pulmones infantiles

Reuters ·08/01/2010 - 17:41h

Por Amy Norton

Un nuevo estudio sugiere que los hornos a gas natural tendrían un leve efecto en la función pulmonar infantil.

Las investigaciones disponibles habían obtenido resultados contradictorios sobre si los hornos a gas afectan o no los pulmones de los niños. Pero algunos estudios habían sugerido que pueden agravar el asma o aumentar el riesgo de desarrollar asma, alergias u otros trastornos respiratorios.

Los artefactos a gas, en especial cuando la ventilación no es la adecuada, liberan dióxido de nitrógeno en el hogar, una sustancia contaminante que irrita las vías aéreas y los ojos.

En el nuevo estudio, publicado en European Respiratory Journal, los autores analizaron datos de 24.000 niños de entre 6 y 12 años de Canadá, Estados Unidos y siete países de Europa.

A todos se les realizaron test estandarizados de función pulmonar y sus padres respondieron cuestionarios sobre distintas exposiciones, incluido el uso de hornos a gas.

Sólo hubo pequeñas diferencias en la función pulmonar entre el 41 por ciento de los niños de hogares con horno a gas y el 58 por ciento de los chicos que vivían en casas con horno eléctrico.

En dos medidas de función pulmonar (FEV1 y FVC, que indican el volumen de aire que se puede exhalar con esfuerzo), los niños de hogares con horno a gas tenían menos de un 1 por ciento de reducción de la función pulmonar que el resto de los participantes.

"Honestamente, los efectos no fueron muy grandes", dijo a Reuters Health el doctor Hanns Moshammer, de la Universidad de Medicina de Viena, en Austria.

En un estudio pediátrico previo en ese mismo país, el equipo de Moshammer había identificado efectos más significativos de la exposición a los hornos a gas natural.

Según el autor, esas diferencias pulmonares habrían sido insuficientes como para causarles a los niños problemas respiratorios.

Aun así, generaron la hipótesis de que esos artefactos estuvieran dañando precozmente las vías aéreas pequeñas en el interior de los pulmones de algunos niños. "Hay que investigar más si eso es un signo de inicio de la remodelación del tejido pulmonar", dijo.

El nuevo estudio, sobre una muestra mucho más grande e internacional, no pudo repetir los resultados del estudio en Austria. Pero reveló que la exposición al horno a gas tenía efectos de alguna manera más fuertes en la función pulmonar de niños alérgicos a sustancias en el aire.

Pero Moshammer destacó que los resultados no eran "muy seguros" porque se referían a un grupo reducido de niños.

Lo importante, dijo, es que "no hay motivo para dejar de usar el horno a gas natural".

Con todo, Moshammer aconsejó ventilar adecuadamente la cocina, en especial si los niños son asmáticos o alérgicos. Los expertos recomiendan tomar las mismas precauciones en el hogar con los aparatos que queman combustible.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 23 de diciembre del 2009