Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

La industria de los contenidos se crece mientras los internautas se indignan

Asociaciones de Internautas y redes sociales claman contra una ley "atajo" que podría llevar "incluso al cierre de Google"

CHRISTIAN GONZÁLEZ ·08/01/2010 - 17:01h

 Captura de la red de microblogging Twitter

Sentimientos encontrados ante la aprobación de la disposición final de la Ley de Economía Sostenible, que incluye la normativa para regular las descargas de Internet y el cierre de sitios web que enlacen a contenidos protegidos por derechos de autor. Las asociaciones de creadores se muestran satisfechas mientras que la indignación crece entre los internautas. La redes sociales como Twitter , Facebook y la blogosfera, arden en comentarios y artículos, con la sensación de que "al final se han salido con la suya".

Desde la Coalición de Creadores, su director, Joan Navarro, se ha mostrado exultante con decisión: "El efecto sobre la piratería va a ser demoledor", ha considerado.

"Se trata de un paso muy positivo que confirma el compromiso del Gobierno de acabar con la piratería digital y, además, lo va a hacer sin perseguir a los usuarios, como ocurre en países como Francia o Reino Unido", ha señalado Navarro en declaraciones a EFE.

"El efecto sobre la piratería va a ser demoledor"

El director de de este grupo de presión ha asegurado que "Hoy crear una página web cuesta un día y cerrarla, cuatro años, y esta medida lo que pretende es acabar con este grado de impunidad", ha explicado Navarro. "Entendemos que no se va a hacer ninguna limitación a la libertad en Internet, pero sí se va a incrementar su seguridad".

"Un atajo"

Por su parte, las asociaciones de internautas han considerado la nueva ley "un atajo".  Éstas tienen previsto reunirse este sábado  junto a ciudadanos y artistas para "coordinar las necesarias acciones para la defensa de los derechos civiles en Internet".

"Los buscadores tienen millones de enlaces a páginas webs de descargas"

El presidente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, explicó en declaraciones a 'Portaltic.es' que una regulación que afecta "a derechos fundamentales como es el 'espiar' comunicaciones electrónicas o decidir si hay que cerrar o no una web" debería hacerse "bajo una ley orgánica cuanto menos". "Está claro que están haciendo vericuetos: si hasta ahora los jueces han sobreseído este tipo de casos, ¿cómo el Gobierno antepone ahora estas decisiones judiciales", se preguntó.

El presidente de la Asociación de Usuarios de Internet, Miguel Pérez-Subías apuntó que esta nueva situación jurídica podría llevar a "casos extremos" de cierre de buscadores como Google. "Los buscadores tienen millones de enlaces con sitios a páginas webs de descargas no autorizadas. Pongo este ejemplo para que se vea hasta dónde se podría llegar y que el elemento decisorio tiene que entrar hasta al fondo", resaltó.

Los internautas, indignados

Las redes sociales reflejan la indignación ante la nueva ley, que ha sido entendida por los internautas como una victoria de los lobbies de los derechos de autor.  La guerra abierta entre usuarios de Internet y la industria de los contenidos ha sido una constante que ha marcado la evolución reciente de la Red.

Los mensajes más repetidos en las últimas horas en redes como Facebook o Twitter se quejan de la posición del Gobierno y en especial de la ministra de Cultura.

"El gobierno ayudando a la SGAE contra los ciudadanos de a pie"

Algunos usuarios sentencian: "El pastor ayudando al lobo contra el rebaño. El gobierno ayudando a la SGAE contra los ciudadanos de a pie"; otros se preguntan si no existe la división de poderes en España. Respecto a la rápida actuación judicial que se prevé para estos casos, otros internautas opinan: "Espero que las denuncias de malos tratos o de impagos de pensiones alimenticias también se tramiten en 4 días".

El grupo de Facebook "Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales de Internet" está recogiendo diversos posts que los bloggers están dejando desde que se anunció la medida.Alguno de sus usuarios clama: "Somos más de 200.000 miembros en este grupo, ahora es el momento que se oiga nuestra voz".